Buscar este blog

viernes, 28 de julio de 2017

Yegua

Samuel: mamá la Alba es lesbiana. Tenemos cuñada o cómo se le dice...
Mamá: la gente entre más estudio tiene ¡más yegua es!
Alba: mamá, ¿prefieres que sea un borrego?
Mamá: pues es preferible que sea un borrego a que seas...
Alba: mamá. Mira. Ella es.
Mamá: no me muestre eso.


Don quijote que fue un sueño se convirtió en perro, no era ni mujer ni hombre, y el mundo la trataba de zorra. Así que déjame aferrarme a una conversión salvaje de yegua.

martes, 25 de julio de 2017

Respuesta a la respuesta de 306

Un amor distante

Dos cuerpos paralelos

Tres puntos suspensivos



De mi hermano Fabián Yebrail Niño Quintero. Según él es de Ricardo Piglia o es muy probable que sea de Enrique Vila-Matas. Después dijo que era un twitter. No sabemos de quién es. Es anónimo. 25 de julio de 2017.

Respuesta a 306

este lenguaje que no puede
que no detiene el tamaño de las uñas
y parece dormir

la una,
la otra,
la misma mil

porque amanece a cualquier hora
y se desocupa la vida
(ligera forma de mentir sobre lo eterno)
en pie y encima de la casa
innombrable, tras la mano extendida y rechazada

Todos,
todos los miedos caminan bajo las sombrillas.

Por Martha Lucia Ortiz Cardenas, 25 de julio de 2017, 3:05 p.m.

Horas

El 23 de julio de 2017, estaba sentada en el parque de la calle 34 con carrera 17. Había soltado algunas lágrimas mientras el frío me despertaba de una resaca. Estaba leyendo Don quijote que fue un sueño. Una joven de 19 o 20 años se acercó. Alcé la cara. La vi. Me preguntó la hora. Metí la mano en la mochila. Saqué el celular. Le dije que eran las 10 y algo a.m. No me acuerdo de los minutos. Pasó por enfrente y su fue. Era muy linda. Llegó por el oriente y se fue por el occidente. Me quedé viendo cómo se iba. Su cara también reflejaba tristeza. Pensé que se sentaría en mi banca y me contaría una historia. Su cabello era largo, rostro divino, labios pintados, camisa blanca, chaqueta azul, jean azul y tenis.  Fue la escena de una película. Fabián pensó en ella durante el 24 de julio de 2017. El también dijo que la escena fue cinematográfica. Yo apenas me acuerdo de ella como un ensueño.

domingo, 23 de julio de 2017

18-3

Hoy, 23 de julio de 2017, estoy en el parque. Acompaño a mi hermano a jugar en el parque de la calle 34 con carrera 17. Estoy en Bogotá. Amanecí con resaca. Tomé a noche. Estuve con Liliana, Angélica y Ricardo. Ayer fui a caminar con Nina, Marinela, Carolina y María Inés. Fue bonito. Fue una montaña sagrada. Me limpié de tanta energía negativa que cargo a veces. La ciudad se veía explayada e impresionante. Estaba despejado. Solo pienso en Lucía. Miro sus fotos para acordarme de ella. ¡Fue algo bonito! No volverá a suceder. ¿Y si me llamara?, yo iría de inmediato. Cuento esta historia a mis amigas y me enorgullezco de lo que viví. Les muestro las fotos de Lucía. Acabo de leer una artículo de una persona que rompió con otra y todavía piensa en ella después de un año. Al final del artículo dice que la mejor manera para aceptar la pérdida es agradecer. Agradezco infinitamente esta experiencia. Quiero volverte a dibujar. Todavía tengo el recuerdo de aquella chica enérgica, de pie y de espaldas. Así te vi la primera vez. Ayer me contó Liliana que Angélica o la chikis decía que yo era lesbiana. Me sentí ardida porque hasta ahora estoy descubriendo mi sexualidad. Todavía me gustan los hombres y he tenido muy pocas experiencias sexuales con hombres y mujeres para sentirme definida en algún lado. Mi problema fue cortarme el cabello, solo, para no peinarme. Y el mundo le ha puesto tanto tinte a eso, que ya no me importa. No sé si será por eso que no consigo trabajo. Vivo de milagro. Del milagro de ser tacaña. Después de lo que me dijo Liliana, realmente pensé, ¿si soy discriminada porque la gente ve en mi una mujer machorra y lesbiana? Yo no sé que soy. A veces miro mis senos y me gustan. Me gusta las palabras mujer y femenina. Estoy aquí en el parque sentada mientras llovizna y una brisa rosa mi cabeza y mis orejas. El frío me despierta de esta resaca. Fabián quiere que haga muchos dibujos. Gracias a Linda Barry aprendí a querer mis dibujos. Son mis obras, mi creatividad, lo que mi cabeza ve y mis manos intentan reproducir. Quiero dibujarte de nuevo. Ya no será la primera vez. No sé porqué soy tan sensible. Lloro un poquito y me alivio. Mejor seguiré leyendo Don Quijote que fue un sueño.  9:40 a.m. - 10:00 a.m.

Don Quijote que fue un sueño de Kathy Acker, 1987:

"No volveré a hablar porque no me oís y no me oiréis, no me importa cómo hable. En consecuencia soy una musa de sueños deseos que, al no poder expresarse, son fetos que trascienden sus tiempos, ni siquiera abortos. Pues, mientras que las mujeres pueden librarse de los niños no queridos, yo no puedo librarme de mis sueños insoportables, inalumbrables. De modo que ya no sé qué hago - concluyó Don Quijote, mansamente, su poema. En esta sociedad ya nadie lee poesía." Página 218.

(...)

¿Sabes  Nocturno, que oí decir de mi a Satán? Dijo que yo, Dios El Señor Todopoderoso, soy una zorra (de hecho que Mi propia Existencia menoscaba la palabra "zorra") y que no Me tiene el menor respeto porque hago el amor con viejas, solteronas vírgenes. Que, por su parte, el prefiere hervirse en un coño de catorce añitos, aunque eso sea estupro, a esconderse bajo las faldas de la Madre. El es un hombre de veras, mientras que yo soy un hipócrita baboso, un farsante. Yo, Dios, no hago nada con franqueza. Mientras promuevo la moralidad, me cobijo en el coño de Mi Madre." Página 232.




El silencio de los fusiles

El silencio de los fusiles es una película de corte documental que fue hecha por Natalia Orozco, estrenada este año 2017. Es sobre los diálogos de paz que hubo entre la guerrilla de las FARC-EP y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Lloré varias veces. Solo tres días en cine para ver esta película que deberían de pasar todos los días por televisión en horario triple AAA. Cuánto nos hace falta hacer memoria. Se necesitan más versiones para hacer historia pero al no haber más, pues, por favor vayan hoy, 23 de julio de 2017,  a verla en Cine Colombia.

D1

Hace dos semanas fui al D1 a comprar unos huevos. Pudo haber sido el 12 de julio de 2017. Fui de noche. Estaba el cajero alto, moreno que, casi siempre, atiende. Pasé con mis huevos. Me preguntó por mi pareja, novio  o el señor que siempre me acompaña. Le dije que él era mi hermano. Dijo que parecíamos una pareja porque siempre nos veía unidos y estábamos juntos. Preguntó dónde estaba mi hermano. Le dije que en vacaciones y que volvería en una semana. Le causó curiosidad que estuviera sola y me habló.

Julieta

Julieta es una película de Almodovar. Producida en 2016. Dura 98 minutos. Es una película sobre la pérdida, la culpa y el silencio. A veces la pérdida de alguien ajeno o cercano supera la comprensión emocional y el dolor se instala como dueño y señor de la vida. El relato esta basado en tres cuentos de Alice Munro: Destino, Pronto y Silencio. Los cuentos de Alice son duros, a veces, implacables, no tienen final feliz sino que, a veces, la vida se encanta en la desdicha o nos sorprende. La relación entre una madre y una hija ayuda a superar la pérdida del padre, pero la culpa se transmite de madre a hija. El peor castigo es el silencio y la desaparición. Cuando tú no sabes porque se fue sin decir nada. No hay explicación. Es cuando el dolor es más severo o mortificante.

Se habla de la literata Patricia Smith. Julieta es profesora de literatura y su trabajo es traducir textos. Al principio es profesora pero luego es traductora. Se muestra la escritura como una forma de catarsis. Julieta decide escribir cómo conoció a su esposo y contarle a su hija quién ha sido. Aunque ella no la escuche o la lea, esta es una forma de expiar el dolor.

viernes, 14 de julio de 2017

Dos amantes y un oso

Película dirigida por Kim Nguyen. Realizada en 2016. Los protagonistas son Roman y Lucy. Viven en el polo norte. El lugar es muy helado. Así que la historia atisba triste, aunque el paisaje es alucinante. A veces tenemos una comunicación especial con la naturaleza, los animales o los árboles. Estos jóvenes se amaban para enfrentar su miedos e ilusiones. La pareja rompe al principio porque Lucy decide estudiar y abandonar el lugar, mientras Roman decide quedarse porque ha huido de la ciudad. Al final de la película sabemos que Lucy sufre pesadillas porque fue violada por su padre, y el vive en su mente y no la deja en paz, así que escapa al lugar más lejano del planeta. Y Roman vive atormentado porque posiblemente mató a su padre para detener su maltrato. Dice que cuando se ha logrado cruzar bajo el río de miedo de cada uno o una, has dejado a tras esos tormentos internos. A veces la solución es la muerte. A veces no hay remedio. A veces no hay ayuda que valga. A veces estamos hundidos o hundidas. Suena muy judeocristiano por el tema del sufrimiento. Pero cuando se está rota o roto es necesario nacer de nuevo.

miércoles, 12 de julio de 2017

Francés

Estuve en Francés, desde mayo de 2017, y se terminó la clase ayer, 11 de julio de 2017. Fue chevere ir a clase aunque casi no aprendí mucho. No repasé nunca las lecciones. Pero logré entablar feeling con el profesor. Ayer una compañera me dijo, dile al profe que él a ti te estima. Fue muy bonito. Me felicitó varias veces para incentivar mi aprendizaje. Siempre creyó en mi, aunque yo no crea en mi. Dijo que tenemos una comunicación especial por nuestro corte de cabello. Le dije que era bonito y se puso rojo. Una vez me dijo que aunque no supiera francés con mi extraordinaria personalidad podía resolver cualquier situación comunicativa. Gracias profe. Eres excelente pedagogo. Le gusta decir paila o pez o expresiones idiomáticas colombianas.

















domingo, 9 de julio de 2017

Halago

El piropo o halago más lindo de mi vida me lo dijo una señora habitante de calle, mientras pasaba la cebra del semáforo de la estación de Transmilenio Calle 26 en Bogotá, pasadas las 5:30 p.m., el jueves 6 de julio de 2017.

¡Perra hijueputa! ¡Macho desconsolado!

No me ofendió para nada sino que me sentí halagada, volteé y con las manos le recibí sus palabras. ¡Gracias!

Hay un cuestionamiento al llevar el pelo corto, pero esto no te hace ni femenina ni masculina, considero yo. Dicen que estoy calva pero yo no me considero calva porque no me paso la cuchilla de afeitar sino que tengo 3 centímetros de pelo en la cabeza. El día de la marcha gay varias compañeras decían que una chica que tenía mi mismo corte de cabello era un chico transgénero pero ella no se consideraba con esta etiqueta sino lesbiana, era una mujer. Qué vaina con tanta categoría que ya no sabemos en que clasificación quedamos, si llevamos maquillaje, determinado corte de cabello, movimientos y posición corporal, ropas determinadas, etc. Ya no solo es una preferencia sexual, sino que hay un afán por leer la maricada en lo que sea.


306

A Lucas, ¡gracias 
por ser una maravilla
 inesperada de la vida!


Preámbulo

El 2 de julio de 2017, tuve varias experiencias que fueron mi primera vez. Fui a la marcha gay y a donde Doña Ceci, comí un pedazo de galleta arco iris -con marihuana-, y conocí a Lucas. Pero, a su vez, esta fue la primera marcha gay para Lucas y Alejandro; y la primera galleta psicoactiva para Alejandro.

306

En la marcha gay, Anais me preguntó si era heterosexual o heteroflexible. Le respondí que heterosexual. Soltó una carcajada y dijo que yo era heteroflexible porque antes habíamos visto un chico que llevaba tetas caídas y me llamó la atención. Se veía ¡divino! Ella dijo que era muy disruptiva su corporalidad. Eso si que es feminismo porque no se enmarca en lo que conocemos biológicamente como cuerpo femenino o masculino.

Como a las 5:30 pm, del 2 de julio de 2017, nos fuimos para donde Doña Ceci -bar donde venden cerveza barata- con las chicas de la Corporación Femm. Pero antes Cristina nos dio a Alejandro y a mi, un pedazo de galleta con marihuana. En el camino, pasando frente al Crepes & Wafles de la Avenida Jiménez, comentaron sobre la situación sentimental de cada uno y una. Al respecto dije que no estaba interesada en nada ni en nadie, pero que en cualquier momento de la vida podía volver a tener sexo y/o enamorarme.

Cuando llegamos al sitio, entramos al baño y al salir, Alejandro me dijo que me mirara los ojos en el espejo. En efecto teníamos las pupilas dilatadas por la marihuana. Empezamos a reírnos por todo. No podía mantener la cara seria. Como dice la canción Atrévete de Calle 13: "Cambia esa cara de seria, esa cara de intelectual, de enciclopedia". Estábamos bobos. Yo dije que al siguiente día me dolerían los músculos de la cara por mantenerlos tensionados. Y se rieron. Trataba de ponerme seria y no podía. Parecía un juego de niños y niñas.

Alejandro me pidió que lo acompañara a la Plaza de Bolívar para ver chicos gay. Quería conseguir pareja sexual para esa noche. Salimos sin decir nada. En la puerta del bar, Leidy me preguntó para dónde iba. Le conté nuestro plan y nos despedimos. En la mitad del recorrido me llamó Anais, y preguntó dónde estábamos, le dije que en un rato regresábamos. No quería quedar mal con Cristina y Anais porque me habían invitado a tomar cerveza y me sentía comprometida con ellas. Sabía que ese agasajo costaría y lo pagaría, lo más probable, en especie.

Pero, a su vez, consideré que era mejor regresar con ellas porque estábamos con los sentidos alterados por la cerveza y la marihuana. Asimismo, no contábamos con el dinero para coger un taxi desde el centro de Bogotá, por lo que deberíamos caminar hasta Transmilenio, pero ya eran cerca de las siete y media de la noche, y sería peligroso. Además ellas estarían pendientes de nosotros y nos habían prometido llevarnos a la casa. Estaríamos protegidos. Así que regresamos al bar Doña Ceci.

Allí conocí a Lucas. Me cautivó su baile sensual. Era sexy, suave, ligero y limpio su movimiento. Técnicamente tenía coordinación, ritmo y era erótico. Se notaba que gozaba mover su cuerpo. Me dije a mi misma que, antes de que me fuera del bar, le diría que me gustaba. Vi a Lucas durante horas. Estaba en el segundo piso y yo en el primero.

Usaba una camiseta de color azul o gris claro, la cual tenía unas palabras en inglés en tres líneas, primero, "HAPPY", luego, había tres letras pero no me acuerdo de ellas, y por último, "ADVENTURES". Usaba jeans, tennis y un par de aretes topitos -pequeños. Su estatura era de 1,55 metros aproximadamente. Tenía el cabello corto. Su piel era blanca. Su labios eran carnosos. Sus ojos eran grandes con una mirada desenfada y tierna.

Subimos al segundo piso porque la rumba se veía mejor allí. Conseguimos una mesa que estaba diagonal a Lucas. Ya nos iba pasando el efecto de la marihuana. Tomamos cerveza, hablamos y bailamos. Mientras tanto, Alejandro y yo no perdíamos de vista a Lucas. Estaba con dos chicas. Una de ellas parecía su novia. Ella tenía gafas y una camisa a cuadros. La otra chica tenía el cabello crespo.

Lucas se fue a bailar con un chico que estaba en otra mesa paralela a su mesa. Luego bailó con otra chica. Luego consiguió otros amigos. Estaba ebria. Iba de una mesa a otra y regresaba con las chicas que la acompañaban. Se fue una de las chicas con la que Lucas había bailado. Me llamó la atención que ella se había ido pero regresó a despedirse de Lucas, pero se arrepintió porque vio que estaba hablando con otros chicos.

Luego Lucas trajo a sus acompañantes a la mesa cercana a la de nosotros. Hablaba y bailaba con chicos y con sus amigas o novias. Luego pasó cerca de nosotros y le dije que era muy linda. Respondió algo. Con Leidy entendimos: "lo que hace la muerte, pero el tiempo no perdona". A Leidy le impactó la frase. Fue como si su vida tuviera un tiempo perentorio. Me dio un beso en una mano. Me sacó a bailar pero me dio pena, así que Alejandro bailó con Lucas.

Después volvió a pasar y le di un beso en la mejilla. Bailamos y nos besamos. Me iba a dar su número de teléfono pero se arrepintió. Me contó que tenía una cervecería pero que era un secreto porque sus amistades querían beberse el preciado líquido gratis. También dijo que yo era historiadora, le dije que no, que era trabajadora social, y dijo "¡Ay! No. Mi mamá es trabajadora social". Dijo que una de sus amigas es "patrimonio de la humanidad". Mencionó algo de la psicología métrica y la ingeniería. Me llevó con sus amigas para que bailara con ellas pero no había feeling, ni ellas querían, ni yo tampoco.

Regresé con las chicas de la Corporación Femm. Pero Cristina se había ido con Anais y Alejandro. Así que me quedé con Leidy, Soledad y Karen. Mientras tanto las amigas de Lucas le estaban reprochando porqué había estado conmigo. Una de ellas me señaló con la mano. Luego, Lucas se fue con sus amigas. Se despidió y me dio su número de celular y registró el mío en su teléfono. Me invitó a dormir con sus amigas pero había desconfianza mutua entre ellas y yo. Así que no acepté.

Lucas llamó a las 11:45 p.m. No contesté la primera llamada. Volvió a llamar a las 11:58 p.m y sobre las 12 a.m. Dijo que fuera a su casa, a cinco cuadras del bar. Titubeé y dije que de pronto al siguiente día le enviaba un mensaje. Pero dijo enfáticamente que ¡era esa noche!, ¡no otro día! Le mencioné que no tenía dinero ni minutos para comunicarme con ella. Me envío mensajes con los datos del domicilio.

Una chica me preguntó algo cuando estaba hablado con Lucas. Cuando colgué le conté que me había invitado a su casa. Entonces, Karen, Leidy y Soledad confabularon el plan y fueron cómplices de esta aventura. Iríamos a tomar un taxi, me dejarían en la dirección señalada y me llamarían para confirmar que estaba bien. Una de ellas me dio 10 mil pesos para coger un taxi si no me dejaban entrar al lugar o tenía que salir ante alguna situación extraña.

Salimos de donde Doña Ceci pasadas las 12:30 a.m. Nos fuimos caminando hasta la calle 19 con carrera 4, porque los taxis escaseaban. Allí había un puesto ambulante de venta de pasteles. Se veían muy grasosos. Ellas se comieron los tres pasteles más grasosos que he visto en mi vida. Dijeron que estaban deliciosos. El tiempo pasaba y me iba poniendo nerviosa. Al fin tomamos un taxi que me dejó en mi destino. Ellas se fueron, pero antes esperaron a que entrara al edificio.

En el edificio había un guardia joven muy noble y amable. No habló casi. Le di los datos del domicilio y él llamó al citófono pero no contestaron. Entonces le dije que por favor me llamará un taxi, que no intentará más. También le comenté que no podía llamar de mi celular porque no tenía minutos. Entonces él llamó desde su celular a Lucas. Marcó dos veces pero no contestaron, entonces volví a insistirle que me hiciera el favor de llamar un taxi para irme. Pero él me pidió la identificación, registró mis datos personales en el libro de visitantes y me dejó pasar. Después me indicó cómo llegar al lugar.

Timbré dos veces en la puerta. Salió con sueño. Entré. Me preguntó si quería algo de comer o beber y le pedí un vaso de agua. Nos sentamos en una cama que estaba lista para que durmieran sus amigas, pero ellas se habían ido. Mencionó que sus amigas tenían miedo porque yo era una perfecta desconocida y le podía hacer daño, frente a lo cual yo también con mis acompañantes habíamos tomado las medidas de seguridad. Le conté lo que había pasado con el guardia. Lucas se había dormido porque llegué cerca de la 1:00 a.m. Había esperado una hora aproximadamente.

Comentó que en ese lugar habían cambiando la vigilancia porque habían robado un domicilio. Dijo que había un circuito cerrado de cámaras de vigilancia para proteger el lugar. Pensé en ese instante que había video cámaras en su espacio privado. Me aterró el tema de la vigilancia y estar observado. Siempre le disparó a las cámaras con mis manos porque detesto el control, las asesino simbólicamente.

Me dio un volante donde la administración del lugar informaba a sus residentes los cambios de vigilancia y la instalación de las cámaras. Mencionó que generalmente los administradores son difíciles, pero como toda regla tiene su excepción, en este lugar contaban con una administradora que era una maravilla como persona y con su gestión administrativa.

Mencionó que en ese lugar trabajaba un equipo de ocho (8) personas. Había tenido problemas para que los guardias los dejaran entrar y eso que tenían el permiso respectivo con la administración. Dijo que la vigilancia la habían cambiado por el robo y que la anterior fue terrible. Así que estuve muy de buenas porque el celador me dejó entrar, fue muy benevolente o flexible con las normas de ingreso o le di confianza.

Luego me pasó una tira de fotos que se hacen en una cabina de fotos instantáneas. Estaba con su novia. Era muy linda. Después se entusiasmó diciendo que era ñoña -intelectual o amante del conocimiento-, mientras pasó sus manos, de izquierda a derecha, por los lomos de los libros de la biblioteca. Le pregunté por dos cuadros, uno, era de un cultivo de cebada, y el otro, era sobre una mujer sentada de espaldas en un café al aire libre, la mujer estaba en una esquina del cuadro. Dijo sus autores, porqué los tenía, y que eran impresiones digitales en óleo. Mencionó que se había dejado crecer el cabello durante dos años y luego se lo cortó para donarlo a los enfermos de cáncer. Me llamó Leidy y le informé que todo estaba perfecto.

Luego, terminé el agua. Me quité los zapatos, el pantalón, el buzo y una camisa. Y me invitó a dormir. Dijo que era a dormir, dormir. Sin embargo, la distancia fue más cercana y sucedieron 306 caricias, 306 besos y 306 susurros. ¡Qué noche! El día y la noche confabularon para sentir y experimentar cuerpos en fuga. Desbordaba el placer. ¡Fue increíble! ¡Fue maravilloso!

Fue el regalo más hermoso e inesperado de la vida. Fue un rito de iniciación sexual femenina con La Quijote que fue un sueño. Las diosas Afrodita,Venus y Oshun danzaban hedonistas cuando entré en su reino. La lujuria y el placer fueron una fuerza contenida que explota y se abandona o un volcán en erupción. ¡Cuánto me gustan los desastres naturales!, por su fuerza creativa que arrasa y transforma todo a su paso.

Como la canción de Leo Dan: "Tú llegaste justo cuando menos te esperaba (...) Qué te pasa corazón... Qué cosas tiene el amor (...) Bendigo la hora en que te conocí". Recordé esta canción porque aparece en una escena de la película Los Nadie (2016) de Juan Sebastián Mesa. La Mona espera al Pipa en la puerta de la casa, mientras él hace una raya infinita de rebeldía en las calles de Medellín, a media noche; y aparecen unos viejos lanzando unos dados al parqués como si la escena dijera "Juego mi vida, cambio mi vida. De todos modos la llevo pérdida... (poema Relato de Sergio Stepansky de León De Greiff).

Volviendo a la historia, dijo que no me fuera sin que se diera cuenta porque eso era feo. Que por favor esperara y desayunaríamos. Pero no pegué el ojo. No sé. No pensaba en nada en particular. La vi dormir. Parecía una diosa, una diva, una bella durmiente o una princesa de un cuento de hadas. Volteé varias veces y se despertaba. Al final decidí irme. Se quedó en su cama con una mañana gris.

Llegué a mi casa a dormir. Dormí 2 o 3 horas. Luego nos enviamos mensajes de texto. Seguimos hablando por cuatro días más. Intercambiamos fotos de cuando estábamos con el cabello largo. Me pidió un video masturbándome. El primer intento lo grabé, aunque hice dos intentos más, realmente el tercero fue más natural e intenso pero la cámara no grabó. En el primer intento miré a la cámara. Me sentí observada. Fue incómodo.

Como dice Laura Mulvey sobre el cine clásico de Hollywood, la mirada patriarcal cosifica el cuerpo femenino en objeto de deseo pasivo, y este actúa como fetiche del placer de la mirada, generalmente masculina. De alguna manera, la cámara es un ojo vigilante, controlador. La cuestión es la relación de poder que establece quien mira, el cual se sitúa como dominador y quien está en la imagen es un sujeto pasivo o sumiso. Puede que este argumento no tenga cabida aquí porque este habla de cine y no de la cultura visual pornográfica y erótica. Para ahondar en este tema, ver el artículo ¿Qué decimos las feministas sobre la pornografía? Los orígenes de un debate de Nancy Prada (2010).

Al final me pareció que ese video no era erótico, no transmitía sensualidad, excitación o deseo sexual. Lo califiqué de aburrido y fingido. A mi no me producía nada, más bien, sentiría pena o nervios cuando Lucas lo viera.

Recuerdo que cuando Stanley Kubrick estaba en el rodaje de la película Eyes Wide Shut (1999), con Tom Cruise y Nicole Kidman, les dijo que no sabían hacer escenas eróticas, que una cosa era tener sexo erótico frente a una cámara y otra muy distinta hacerlo como los demás mortales. Les exigió tanto que la escena sale muy bien porque se repitió varias veces. También hay que decir que el sexo esta normalizado y solemos tener una idea de que está bien y que está mal, pero en general, cada persona es un mundo por descubrir o que se descubre así mismo.

Volví a verme con Lucas unos días después. Fue muy formal, elegante y acogedora. Habló sobre su trabajo y el amor de su vida. Preparó ramen y un té especial de Canadá que le regaló su novia. Dijo que lee siempre los manuales de los electrodomésticos. Después nos acostamos a dormir. Me dijo que no me enamorara de ella. Que podríamos ir en ese instante a buscar una mujer para que viviera otra experiencia sexual.

Propuso algunas tareas: 1, tener sexo con otra mujer, grabarlo y enviárselo o escribir sobre ello, con especial cuidado en los detalles; 2, leer La máquina de follar (1978) de Charles Bukwoski. Una tarea que me autoimpuse fue saber cuánto eran 34 onzas, lo cual representa 1.0055 centímetros cúbicos (cc). Aprendí que un archivo se puede eliminar definitivamente con Shiff + suprimir. Después busqué en google y hay tutoriales para recuperar archivos eliminados con este comando.

Dijo que parecía una monja, que besaba como si se fuera acabar el mundo, es decir muy acelerada. Me recomendó que no leyera la biblia porque mencionaba términos religiosos. En otro momento yo le dije que ella había sido mi conquista porque me atreví a hablarle, pero Lucas dijo que había sido ella. En fin, cada una tuvo su conquista. Lo que si es cierto es que si ella no me hubiera llamado yo no hubiera ido. También dijo que le había cautivado cómo la había mirado esa noche.

Hablamos de mucha cosas, pasábamos de un tema a otro. No había preocupación por uno solo. Al final de la jornada sentía que estaba con una amiga muy hermosa, amorosa, cariñosa y tierna, pero Lucas estaba tan cansada que le abrumaba continuar con su día. Tenía varios compromisos y el tiempo iba pasando a su ritmo. Estaba literalmente agotada, necesitaba dormir como 24 horas. Pero es una persona tan disciplinada y con un empuje que no la detiene nadie. Enfrenta la adversidad con toda la pasión para gozar la vida.

Por Aki Akcer, 9 de julio de 2017.

viernes, 7 de julio de 2017

Corrección: "antes de morir"

Conocí a una persona que le quedan 1.000 días para morir. Por cosas de la vida hago parte de su lista de actividades para hacer antes de morir.

-¡Eres muy linda!
-"Si la muerte nos da la última vista de la belleza, los rasgos se vuelven tranquilos."
 (...) "Esperemos que llegue rápido en un momento feliz"

...

Ahora soy parte de "aprender a decir mentiras".

Nota: El resaltado amarillo corrige la entrada Antes de morir.

martes, 4 de julio de 2017

Antes de morir

Conocí a una persona que le quedan 1.000 días para morir. Por cosas de la vida hago parte de su lista de actividades para hacer antes de morir.

-¡Eres muy bonita!
-Lo que hace la muerte, pero el tiempo no perdona.

...

Ahora soy parte de "aprender a decir mentiras".

viernes, 30 de junio de 2017

Desear lo de los otros

Ayer, 29 de junio de 2017, vi el programa Días de cine y Página Dos. No me acuerdo en cual dijeron que siempre deseamos lo de los demás, lo cual alimenta la insatisfacción.

Hoy, 30 de junio de 2017, tuve un journée de merde. No me pude inscribir en una convocatoria laboral. La frustración me entró. Empecé a chillar como si quisiera llorar y terminé llorando y odiando todo. ¡Qué vaina! ¿Será que volveré a conseguir trabajo? A veces me entra la pregunta, ¿de qué voy a vivir?

Y mi hermano llega y me cuenta que hay unas personas trabajando sin paga para tener experiencia. Y me digo: estamos jodidos y/o jodidas. Así que me da envidia y deseo lo de los otros. Deseo tener un trabajo. Ya no va más la aspiración a una maestría en análisis cinematográfico. Por el momento, no sé qué hacer. A veces conservo la calma e ignoro lo que vivo. Pero, otras veces, arrecía la desesperanza.

Noche oscura, ¡amanece pronto! Invierno cruel deja que llegue la primavera.

jueves, 29 de junio de 2017

¿Quién soy?

"Uno nunca sabe quién es. Son los demás los que le dicen a uno quién y qué es. Te explican tantas veces quién eres y de formas tan distintas, que al final uno acaba por no saber en absoluto quién es. Todos dicen de ti algo diferente. Incluso uno mismo está siempre cambiando de opiniones. Si a eso añadimos que uno se esfuerce por sorprender a los otros siendo varias personas al mismo tiempo, lo que en verdad acaba sucediendo es que terminamos no teniendo ni la menor noción de quién somos o podríamos haber sido." "(Juan Lancastre, La interrupción)." Enrique Vilamatas, Aire de Dylan, 2012, página 157.

Corporación Femm

Empecé un voluntariado en la Corporación Femm, el 24 de junio de 2017. El voluntariado consiste en una escuela de formación feminista. Los primeros mensajes los enviaron por whatsapp. Algunos mensajes me parecieron autoritarios. Aclararon que esta organización es de activismo político por la diversidad sexual y que no era un grupo de autoayuda, para el "ligue"-se refiere a conseguir pareja sexual-, y quien fuera uribista era mejor que no fuera porque este lugar es de izquierda.

La primera sesión fue un poco desordenada. No vi un objetivo claro con la historia de vida desde el feminismo, y la charla de una invitada fue sobre todo y nada. Además algunas visiones sobre el feminismo son radicales, así que la solución es ser igual que el patriarcado pero manejando por las mujeres, ejemplo: "Yo mataría a los hombres como hacen con las mujeres.Yo empalaría al hombre que empala a un mujer. En el congreso como los hombres no tienen útero..."

Pero es un lugar para distraerse, aprender y conocer gente o socializar. Porque en estos momentos sin trabajo es importante que vaya a hablar con la gente y no me quede encerrada en la casa perdiendo el tiempo en Facebook. Esto me crea una rutina y me siento útil entre la gente hablando de cualquier cosa, lo cual es necesario para no aburrirme o deprimirme. Definitivamente somos seres sociales.

El sábado pasado, 24 de junio de 2017, en la mañana estuve buscando un servicio de consulta externa particular porque mi hermano está enfermo. Ayer, 29 de junio de 2017, una trabajadora social de la Red Hospitalaria del Distrito dijo que nos colaboraba y brindaba información sobre prevención y promoción de la salud. Le pedí que me recomendara un médico porque el médico y la médica que conozco están ocupados, no tienen consultorio y tienen mucho trabajo y estudio, lo cual comprendo. Después las personas que participan en Femm dijeron que ellas eran un red de apoyo a las mujeres y que me colaboraban. Así que llovieron los contactos médicos y jurídicos.

El lunes, 26 de junio de 2017, con una ex-compañera de trabajo le pregunté si podía hacer un voluntariado en su lugar de trabajo. Ella pensó que si. Me ilusioné como todas mis ilusiones que suben como la espuma y caen como la lluvia. No podía dormir y la cabeza pensaba. Me levanté y escribí en un cuaderno mis ideas para hacer algunos talleres con mujeres. Pero, a pesar de todo, sigue estando la Corporación Femm. Puede que yo solo vea autoritarismo y realmente estoy derribando mis prejuicios, homofobia, lesbofobia, transfobia, y no sé cómo se nombran las demás fobias para LGBTI.

La chica que dirige la Corporación se la pasa enviándome mensajes privados. Definitivamente no me puedo quedar relegada en un lugar sin hacer escándalo y hacerme notar. Ya la mayoría sabe mi nombre.


The look of silence

Película dirigida por Joshua Oppenheimer. Producida en 2014. Dura 103 minutos. La mayoría de los patrocinadores son Anónimos, o no entendí, si es ANONYMOUS la organización que alude a la película homónima. Narra la muerte de un hermano por el gobierno militar de Indonesia. El hermano hace entrevistas a los victimarios y sus familiares para comprender el horror y cómo imperan los discursos falsos como la verdadera historia.

Una película de corte documental, muy importante para entender cómo algunos gobiernos, supuestamente democráticos, han visto al partido comunista como un enemigo, el cual se desaparece hasta exterminarlo. En Colombia el exterminio de las personas militantes de la Unión Patriótica, se puede ver en la película Memoria de los silenciados: El baile rojo (Yesid campos, 2003, 59 minutos).

Otro tema es pedir perdón y reconocer que fuiste culpable, asesino y sentir vergüenza por hacer parte de la injusticia y el horror. Los victimarios no sienten remordimiento, son fríos, parecen gozar de la sevicia de recrear los hechos de tortura y matanza. Una metáfora visual es la lente que coloca quien busca la verdad o una explicación, y algunas personas parecen seguir viendo borroso u obnubilado.

Es muy gratificante ver que la sala estaba llena cuando se presentó la película en la Cinemateca Distrital, como parte del día internacional en apoyo de las víctimas de la tortura (26 de junio).

sábado, 24 de junio de 2017

Ojo al cine

Ayer, 23 de junio de 2017, mi hermana Marinela me recomendó el cine foro de la Casa de Igualdad de Teusaquillo, y mi hermano Samuel me recomendó dos canales de Youtube para aprender sobre crítica cinematográfica. Gracias hermanos por cultivar mi hedonismo.

Nota: Ojo al cine fue una revista de crítica cinematográfica, producida por Carlos Mayolo, Andrés Caicedo, Luis Ospina y Sandro Romero Rey, durante los 70's, en Cali. Quienes hicieron parte del movimiento artístico Caliwood.

viernes, 23 de junio de 2017

Cine revuelto lleno de spoilers

Yojimbo (El mercernario, Akira Kurosawa, 1969, 110 minutos). Película en blanco y negro, con planos de detalle y generales, ambientada en una aldea de Japón, durante la era Meiji (23 de octubre de 1868 - 30 de julio de 1912) en un periodo de guerra y hambruna. Es un western porque las confrontaciones suceden en la vía y plaza pública de la aldea. Dos clanes Yakuza están en guerra. Yojimbo es un samurai que hará que los clanes en disputa se exterminen así mismos, haciéndoles creer a cada uno que trabajará para ellos. Hay dos personajes que me llamaron la atención: el policía y el tendero. El policía es hipócrita y no cambia en el relato respecto al Samurari, mientras que el tendero, al principio, no le cree al Samurari y, al final, descubre su bondad y le ayuda en su plan.  Es un personaje que se transforma en la narración. Otro personaje rompe con el ciclo de la violencia. Es un hijo de uno de los clanes, quien debe matar al Yojimbo pero decide escapar. Al final de la narración el hijo regresa y es reprendido por su madre. La traición, avaricia y poder son los que llevan a la destrucción de si mismos. Es la primera película de Kurosawa que veo, y es uno de los mejores cineastas del siglo XX.

Sin mover los labios (Carlos Osuna, 2015, 96 minutos). Es una película rara, oscura, chistosa, experimental, en resumen es bizarra. El relato principal es en blanco y negro mientras el relato televisivo es a color. Se comparan los personajes y sus historias. La historia se basa en una madre sobre protectora con su hijo. El hijo detesta a la madre y consigue vociferar contra ella cuando muere y la convierte en un personaje de su repertorio ventrílocuo. Es un hijo bastardo con dos medio hermanos campesinos que lo transforman en un ritual. Al final es invisible. Dos relatos paralelos, el televisivo melodramático y el cineasta inesperado. El relato principal parece que no va a llegar a ninguna parte hasta que el personaje principal desaparece. Es como la trillada frase de hablar por los sin voz. El personaje principal casi no tiene voz, necesita de la voz de sus personajes ventrílocuos.

La vida me mata. (Sebastián Silva, 2007, 92 minutos). Es una película sobre el duelo. Es difícil aceptar la pérdida de los seres queridos. Dos relatos. Uno, sobre la pérdida de un hermano y, el otro, es sobre un cortometraje, en el cual actúa un personaje que se parece al hermano muerto. Varias veces una directora de cine dice que "el amor mata", el cual es el tema del cortometraje dentro de la película.  Esta película me pareció mejor que Sin mover los labios. Aunque los temas son distintos, utilizan otro relato -cinematográfico en este caso y televisivo en el otro- para explicarse o contextualizar la historia. Es inquietante por el suicidio, la muerte, el amor y la vida.

Amén (Kim Ki-Duk, 2011, 96 minutos). Una historia que, la verdad desde mis instintos o ideas feministas, no me gustó mucho. Una chica asiática esta pérdida en Europa. Viaja de Venecia a París. Un hombre la viola en el camarote del tren. El hombre nunca revela su rostro sino que usa una máscara y chaquetas con estampado militar verde olivo. Ella se halla pérdida y lo llama a las puertas, grita su nombre en distintas direcciones esperando encontrarlo. Ella es perseguida por él. Cuando la violó ella quedó en embarazo. Ella va a abortar al hospital pero se arrepiente. El hombre la persuade con mensajes para que no aborte. ¿Hasta dónde ella es influenciada por él para no abortar? Me parece que quién toma la decisión es él. El decide que esa nueva vida es más importante que la decisión de la propia mujer. El le entrega el pasaporte en una iglesia. Al final ella le quita la máscara y el desaparece. Película a color, con una narración clásica -principio, conflicto y fin-, y es sobre estar perdido, buscar a alguien y al final solo tenerse así mismo.

Sympathy for Mr.Vengeance (Boksuneun naui geot) (Park Chan Woon, 2002, 129 minutos). Película surcoreana sobre la necesidad, la vida o lo que eres capaz de hacer por alguien cuando no tienes dinero. Algo así como el fin justifica los medios pero esto desata una venganza en la que todos mueren. El personaje principal es un joven sordomudo que trabaja en una fábrica de tornillos o puntillas. El joven tiene su hermana enferma y necesita un riñón, pero en este país es muy costosa esta operación y se requiere de un donante. El joven busca una banda de tráfico de órganos para intercambiar su riñón, por uno apto para su hermana, y por el dinero, pero le quitan el riñón y no le dan el dinero. Entonces, una joven brillante, quien es la novia del chico, orquesta el secuestro de la niña del dueño de la empresa. Todo es una locura, desde el inicio, la tensión mantiene al espectador pegado al relato.

No country for old men (Joel Coen,  Ethan Coen, 2007, 122 minutos). Una película del viejo oeste. El cazador se convierte en presa. Es sobre la avaricia. Un hombre común y corriente coge el dinero de una venta de droga. Ambientada en los años ochenta. Tiene mucha ficción, pocos diálogos, excelente fotografía con tonos ocres, excelente actuación de Javier Bardem. La esposa de Llewelyn Moss parece un figurín, aunque su actuación es excelente, en el relato la veo como un personaje que contextualiza quién es Moss. En resumen, la historia es sobre el bueno, el malo y el policía que los persigue en una mezcla de géneros western, triller, noir.

jueves, 22 de junio de 2017

Babosas

Primera noche, ocho (8) babosas muertas.
Segunda noche, seis (6) babosas muertas.
Tercera noche, dos (2) babosas muertas.

Les ha llegado su final.

domingo, 4 de junio de 2017

Sabiduría

Hoy, 4 e junio de 2017, la vida me regaló una compañía bella. El maestro del maestro de teatro me pidió que lo esperara para caminar juntos hasta transmilenio. Me regaló unas bellas y sabias palabras. Dijo que hay que preguntarse triplemente. Primero me pregunto. Vuelvo y me pregunto. Y retomo esa pregunta sin respuesta para preguntarme de nuevo. A medida que me voy preguntando voy hallando la respuesta. También me dijo que no parara mi proceso con teatro. Que la manera de honrar a las y los maestros es enseñándole a otra persona lo que sabes. Además debes trabajar con las personas a sino te gusten, lo que importa es el proceso, el aprendizaje, el juego. Parece que la fortuna de un actor o actriz es explorar los límites. Se exploran en la vida, viviéndola intensamente y en la escena cuando eres otras máscaras. La actuación es el arte del mentiroso no del imitador o de la verdad. Hoy me invitaron a una cerveza y no fui porque mi mamá vino y ella casi nunca nos visita, y si llegaba con tufo seguro que iba a ser un problema. Pero otro día romperé los límites.

viernes, 2 de junio de 2017

Ilusiones

Mi hermano me ha contado historias sobre un profesor, quien los persuade para que creen su propia empresa. Dice que en esta vida todo es el sucio y cochino dinero. Que los negocios empiezan por el final. Primero se hace el negocio y después se mira cómo se resuelve o se crea el producto o se presta un servicio. ¡Primero se vende!

La clase es de principios de química, o algo así, pero el profesor dice que los químicos no se forman para ser empleados sino para buscar soluciones a los problemas de la vida. ¿Cuánto incide un profesor, las amistades, la familia o cualquier persona? Benditos sean, si nos empujan a ganar dinero, hacer lo que nos gusta y pasarla bien.

El primero de mayo de 2017, una página web ofrecía servicios para conectar personas con alguna habilidad que quisiera compartirla con adultos mayores. Revisé la página pero no me registré. Pero el miércoles, 17 de mayo de 2017, me registré pero no me contactaron. Así que me acordé que trabajé con Don Enrique. Paseábamos por al parque Santa María del Lago, charlábamos, íbamos a la universidad, le leía el periódico La Voz o escuchamos música clásica. Este trabajo me lo consiguió una amiga y lo tuve por un mes en el 2010.

Le conté la idea a mi hermano. El me dijo que hiciera la página y contratará la gente. Pero voy a empezar yo misma. Le dije que iba a hacer unos papelitos para repartirlos en los lugares de los pensionados. Le pregunté que si me acompañaba y dijo que si. Luego le conté la idea a MaE. El 19 de mayo de 2017, le conté a Caro. Y Caro me va hacer los papelitos.

Generalmente me quedo en palabras y no llego a los hechos. Aunque mi hermana dice que nunca cuente nada porque no sale, no lo puedo evitar porque soy una narradora, imprudente o boquifloja que generalmente responde más de lo que me preguntan. Creo que a veces canso a la gente y me falta aprender a escuchar.

La idea es prestar servicios como lectora y caminante. Esas son mis dos habilidades. Más la segunda que la primera. Puedo caminar dos horas continuas, a un buen paso, y alcanzar 12 kilómetros. Diariamente camino cerca de 5 kilómetros en una hora. Mientras que la lectura es una actividad esporádica de entretenimiento, la cual debo intensificar para aprender a escribir.

Tengo la ventaja que trabajé con los ancianos de mi pueblo, pero ellos eran pobres, así que aquí el cliente cambia, es un servicio para ricos. También pienso intercambiar servicios: practicar inglés por caminatas y lectura. El servicio costará 30 mil pesos la hora y se brindará de lunes a viernes de 8 a.m. - 4 p.m.

La mayoría de los ancianos les falta compañía y relacionarse con las personas, por lo cual la lectura y el ejercicio son dos actividades poderosas para la imaginación y la relajación. Vamos a ver cómo me va con esta ilusión. Hay algunos miedos, ¿cómo identificar las personas que realmente estén interesadas en este servicios? Pueden contactarme violadores o personas malas. Hay que bajar la paranoia y confiar en la vida. Pero debo tomar precauciones. Así que recibo sugerencias para determinar quién esta interesado en este servicio. ¿La idea es descabellada? No sé. Toca hacerlo y habrá una nueva historia.

Al final no he hecho nada, es solo una ilusión.

Mix

Hoy se me ha quemado la cebolla, el ajo y, luego, la carne. Hoy es el día de la comida quemada. No me había pasado eso hace rato. Debe ser que algo requiere quemarse, purificarse, redimirse o salvarse.

Fabian me trajo un libro alucinante. No sé si solo lea unas veinte páginas y él se lo lleve sin haberlo saboreado. Es sobre el aborto. Es de Kathy Acker. La solapa dice que es pos-punk. No entiendo esos términos, pero he sentido que es ácido y radical. Muy estimulante. Supongo que él ha hecho esto porque estoy leyendo El Quijote y no he avanzado mucho. Aquí va un pedacito.

"Don quijote que fue un sueño"

-Por mi parte -confesó la recepcionista-, también he vivido mi locura. Me negué a ser el tipo de mujer que supuestamente debía ser. Recorrí el mundo entero en busca de problemas. Me prostituí, probé algunas drogas (nada duro), expuse los genitales a desconocidos mientras les vaciaba los bolsillos, monté escándalos, mentí a los únicos hombres que amaba, les dije la verdad a los que no amaba, o sea que no podría amarlos nunca, follé con un hombre tras otro asegurándole a cada uno que no le era fiel a ninguno más, timé a los hombres porque, timándome a mí, ellos me habían enseñado cómo se hace. En resumen, era una zorra.

Después de subir con Kathy Acker, bajo con un poema de Idea Vilariño.

Quiero Morir

Quiero morir. No quiero oír ya más campanas.
La noche se deshace, el silencio se agrieta.
Si ahora un coro sombrío en un bajo imposible,
si un órgano imposible descendiera hasta donde.

Quiero morir, y entonces me grita estás muriendo,
quiero cerrar los ojos porque estoy tan cansada.
Si no hay una mirada ni un don que me sostengan,
si se vuelven, si toman, qué espero de la noche.

Quiero morir ahora que se hielan las flores,
que en vano se fatigan las calladas estrellas,
que el reloj detenido no atormenta el silencio.

Quiero morir. No muero.

No me muero. Tal vez
tantos, tantos derrumbes, tantas muertes, tal vez,
tanto olvido, rechazos,
tantos dioses que huyeron con palabras queridas
no me dejan morir definitivamente.

Me la he pasado viendo Torres en la cocina de televisión española. He visto Página dos. Y aquí una feminista intelectualoide: Siri Hustvedt. Escribió un libro con un título muy sugerente: La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres. Son ensayos sobre conferencias que ha dado sobre neurociencia, arte y psicoanálisis.

Y, de teatro, la he cagado hasta el fondo. Mi boca debería cerrarse. Mi imprudencia y ganas de hacer sentir como un culo a los demás se mostró con esplendor. Me burlé del maestro con mi prepotencia diciendo quién debe pasar y qué deben hacer. Menos mal él me puso a raya. Además alguien preguntó cómo habían estado las sesiones pasadas y sin pensar dije: "como siempre". El maestro y la maestra bajaron la cabeza con la sensación de que es "aburrido" el taller.

No he hecho las observaciones. Elegí el aceite de oliva, la pasta ramel y el jugo de naranja pero ellos han cambiado las materias por perfume fino y crema número cuatro. No he conseguido el perfume. No comprare un perfume para hacer un ejercicio. Y no he ido a la farmacia por la crema número cuatro. Y, por último, casi mato a una compañera en un ejercicio por desconfianza porque le sigo temiendo a la pasada de manos. Hasta mi hermano le da miedo hacer ese ejercicio conmigo. Quedan cuatro sesiones que desperdiciaré con mi desgano.

Scarface. Es una película sobre los gánsters en Chicago, durante los años veinte. Es de Howard Hawks y fue realizada en 1932. Planos generales y americanos de siluetas masculinas vestidas de sastre con sombreros de felpa. Los espacios son dormitorios, restaurantes, coches y noches de neblina. Camonte protege a Lovo. Camonte quita del camino a los que estorban a su jefe, pero logra arrebatarle el poder, la esposa y los negocios en el cartel de alcohol. Por aquellos días, se vivía la depresión del 29 en Estados Unidos y se prohibió el alcohol convirtiéndolo en un negocio fructífero para las mafias, entre ellas, la italiana. Camonte es analfabeta y su secretario no entiende los nombres de las personas que llaman a su jefe. Cada uno muere cuando el uno, logra leer y, el otro, escuchar el nombre de quien llama. "El mundo es tuyo".

Festival de Cannes. He logrado ver algunos cortometrajes en internet, por la plataforma Festival Scope. Vi Makala. Me cautivó la fotografía de una estética preciosista que contrasta con una historia triste. Un joven corta un árbol gigante. Su familia es muy pobre y una de las hijas esta enferma. Vive en el Congo, África. Viaja más de 50 kilómetros a pie con una carga de carbón en su bicicleta vieja y destartalada. La vida es demasiado dura, requiere mucho esfuerzo y trabajo.  Al final la única forma de soportarlo es con la religión. Los sueños no se cumplen y el destino es una trampa para los pobres.

Pauline S'arrache

Pauline S'arrache es una película de Émilie Brisavoine (Francia, 2015, 88 minutos). Hace parte del ciclo de cine "Fotográfica Bogotá, primeras películas, nuevas visiones", de la programación del Cine Club de la Universidad Central. Es totalmente gratis. Y yo soy feliz porque tengo derecho a la cultura de forma gratuita. Puedo ver buen cine sin ningún costo. Solo falta que Fabián me diga, ¡vamos, vamos! o que el universo confabule para que de forma desprevenida mire la programación y me anime a ir.

Pauline inicia con letreros del formato de cine mudo. Lo cuenta como un cuento de hadas: la princesa, el príncipe, etc. Usa letra cursiva. Es en francés. Una chica tiene una familia singular. Un padre travesti y una madre transgenero. Sus hermanos viven en otro lado. No entendí si fueron adoptados o el padre se separó de la esposa.

La película esta hecha con archivo casero. Emile es la media hermana de Pauline, quien filmó a su hermana durante dos años. En plena adolescencia, Pualine se escapa a las fiestas, no le hace caso a sus padres, grita, llora por su novio y le ruega insistentemente. Parece que consigue la gloria cuando se reconcilia con su novia pero se derrumba cuando ya no hay relación. Cree que el mundo no tiene sentido. El motivo de la rotura es bello. Ella dibujó un pené con testículos y los corto con tijeras por la mitad del dibujo. El novio ve esto y corta de una la relación. Se larga.

Ella fuma, llora. No se baña durante una semana. Me siento identificada con su pereza y suciedad. A veces nos abandonamos a la mugre como una redención o dejadez. Es una familia atípica. Le cuesta irse de la casa, a pesar de que las peleas sean cada vez más insoportables. Algunos flashback sobre la niñez nos recuerdan a la dulce, inquieta, curiosa e inteligente Pauiline.

martes, 16 de mayo de 2017

Máscara neutra

No he hecho los ejercicios de observación. No he tenido el cuerpo disponible para los ejercicios con la máscara neutra. He pensado y eso lo ha cagado todo. He hecho de árbol (urapán) dos veces. No pude con el mar. Batallé pero ni siquiera me conecté con la ola. Sentí dolor en el pecho. Pero no salió la voz de mar, ni fui mar. No fui capaz de levantarme desde el impulso de la emoción.

Me gusta ir más a la primer parte: a los juegos. Ya entiendo el juego del samurai, la rueda china, el virus y la lleva. Me ha tomado 12 semanas entender intelectual, corporal y emocionalmente algunos ejercicios.

El maestro dice que todos tenemos miedos. Y los miedos son bloqueos de orden emocional, físico e intelectual. Afirma que cada vez que logramos avanzar en un bloqueo físico, de alguna manera, es terapéutico porque estos bloqueos reflejan cómo enfrentamos la vida. Dice que en la vida diaria tenemos una máscara: la normalidad. Nuestra maestra Claudia, dice que es necesario descontrolarnos porque creemos que estamos controlando pero en realidad estamos reprimiendo.

El maestro Orlando, que fue maestro del maestro Carlos Rojas Neira, hizo gimnasia, ballet, artes marciales, teatro, etc. Dice que los ejercicios siempre los debemos llevar con el ritmo de la respiración. Dijo que cuando haya un bloqueo hagamos stop, observemos en cuál parte del cuerpo se presenta y registremos.

Sobre todo, dicen que no juzgarse.

La mosca la hago fácil y no pesa el cuerpo. Los maestros y la maestra a veces me sostienen las piernas doblas arriba y el culo ya me duele -como signo que ya empiezo a fortalecer centro-. Ya hago la pasado de manos más fácil. Los movimientos siguen torpes pero lentamente van consiguiendo fluidez.

El grupo ha cambiando pero la energía es maravillosa. Son gentes amables y cargadas de miedos. Allí descargaremos nuestro lluvia, fuego, tierra y aire interno hasta que salgan las emociones que pertenecen a esos elementos. Esto es del orden del inconsciente pero se vive de forma consciente con la máscara neutra. Haremos "El adiós" y nos despediremos de nuestro mejor amigo y dejaremos que el barco se vaya, para nunca más volverlo a ver.

Aguacero

El domingo 14 de mayo de 2017, en horas de la tarde cayó un fuerte aguacero en Bogotá. Rompí en llanto al ver que el mercado y la lavadora se mojaban. Llamé desesperada al dueño para que arreglará esa situación pero dijo que no entendía. Mi hermano rápidamente dijo que dejara de llorar y quitara el mercado, que tocaba actuar y no contemplar con lágrimas lo que estaba pasando.

No sabía qué hacer y me fui frustrada, cansada y con rabia a caminar bajo la lluvia. Salí con botas machita, capa para la lluvia y sombrilla. Además llevaba un bolso y otra capa. Mi otro hermano había ido a San Sebastián a comprar el mercado. Fui a su encuentro, pero cuando salí pensé que había cogido un bus. En medio de esta tempestad tenía más lágrimas la nube que yo.

Me reproché cuando lloré por las pérdidas materiales -mi mercado o algún daño que pudiera tener la lavadora- al recordar la tragedia de Moca, donde muchas personas perdieron la vida, los barrios, la historia, etc. Lo mío no era nada. Solo se mojaron unas especias, cubos de panela, la sal, el molino de pimienta y unos tabacos. Lo demás se salvó porque estaba en tarros de helado. Y la lavadora ya funciona. Y lavé los trastes y limpié la alacena.

En medio de ese aguacero torrencial lloraba. Quería recitar los textos de Ofelia, Antígona o Hécuba. Lloraba porque es mi debilidad y cuánto quisiera hacer de ella una fuerza. Sentía un acabose aunque no había pasado casi nada. Repetía que odiaba la palabra "paciencia" que prefería la palabra "aguantar".

Si. En este momento aguanto. Aguanto bajo la lluvia. Salgo corriendo. Aguanto no tener ingresos. Aguanto que no me contesten un correo sobre un trabajo corto que hice y no supe si gustó o no. Aguanto que me duelan los senos y la cabeza. Aguanto que pasen cosas pequeñas que magnifico como desastres naturales. Pero rompo en llanto porque ya no aguanto. Rabia, impotencia y ganas solo de caminar por esa tormenta.

Continué mi camino y me dije: caminaré a San Sebastián y si ya no encuentro mi hermano, pues me regreso caminando y con eso lloro, camino y alivio un poco estos sentimientos. Llovía desesperadamente, el viento arreciaba. Ya las rodillas las sentía mojadas y las medias. Se formaron remolinos y ríos en la calle 26 de Bogotá. Solo algunos ciclistas se atrevían a ir en medio de este aguacero.

Cuando llegué al barrio El Recuerdo, vi ese palito con una capucha. Allá estaba mi hermano con el mercado. Ya se había mojado. Estaba al lado de un garaje esperando que le llevara la capa. Le solté un rosario de quejas, al que él escuetamente contestó: "Algún día nos iremos de ese hueco". Eso me calmó. En la noche me dijo que me había dicho eso para que me calmara y que sabía que yo iba a ir en su rescate.

Regresamos ya encantados como si fuera una historia de ficción literaria o de cine que vivíamos en carne propia. La felicidad retornó para zambullirnos en los ríos de agua como niños. Nos devolvimos a pie para ir apaciguando la vida y gozando la lluvia.

viernes, 12 de mayo de 2017

Iron

-¿Quién le enseñó a planchar?
-Doña Brigida.
-Hum... ¿Mi mamá le enseñó?
-Pues aprendí de doña Brigida. Pero no sé. Tengo una imagen en la cabeza. Mi mamá sacaba una mesa de la pieza del queso. Luego colocaba una cobija blanca con rayas amarillas, naranja y verde sobre una mesa. Yo estaba sentada al lado mientras ella planchaba una montaña de ropa. Ella hacía esto los domingos en la tarde. Yo era pequeña. Lo hizo cuando éramos pequeños. Después la ropa fue a parar a una cuna que todavía existe llena de trapos viejos.
-Hum...
-Aunque yo creo que mi mamá también me enseñó a planchar. O mi hermana Marinela. O  no sé quién. Recuerdo haber leído en una revista cómo planchar la ropa. Yo observaba. Si. Yo aprendí observando. Aprendí planchando mi uniforme del colegio. Me gustaba plancharlo por el derecho y por el revés. Lo planchaba todos los lunes en la mañana, con un trapo, agua y un cepillo para echar el agua. Me gustaba que estuviera con los quiebres bien hechos y que no se hicieran ondas. Si tenía ondas me parecía descuidado.

Fin de la conversación.

Hoy en día todavía plancho mi ropa. A veces me da pereza. Pero a veces me gusta. Me gusta ver montañas increíbles de ropa desordenada y después queda en dos columnas. Son como edificios con varios dobleces.

También aprendí a embolar los zapatos. Me gusta. Aprendí observando a los embaladores. Me gusta que queden bonitos. A Edgar le gustaba que le embolara los zapatos. Pero no sé. Me daba pereza. Sentía que hasta los zapatos...


miércoles, 26 de abril de 2017

Cine

He visto varias películas en el Cine Club de la Universidad Central, la Cinemateca Distrital y El Embajador. Las he visto con Fabian, Caro y sola.  Me gusta ir a cine sola. Es como un rito cinéfilo. Así empecé a ver cine en la Biblioteca Virgilio Barco, los viernes a las 5pm, hace más de 10 años. Pero casi siempre Fabian me dice que vayamos, los sábados o los domingos.

También veo películas en internet en youtube, plataformas gratis como retinalatina, festivalscope, y el frenchfilmfestival. A veces reviso la plataforma mubi.com pero no veo películas allí porque hay que pagar afiliación. Es de cine independiente y cine clásico.

Reviso la crítica cinematográfica de Pedro Adrián Zuluaga en su blog lapajareradelmedio, y en Facebook sigo a varios directores de cine colombiano como Juan Soto y Franco Loli. No sigo a mujeres cineastas. Todavía no las he encontrado.

Sigo a la investigadora Juana Suárez, voy a sus eventos y leo lo que escribe sobre cine latinoamericano y colombiano. Por cierto, escribió un artículo maravilloso sobre la investigación en cine en Colombia. Muy buena. A parte de esto, todavía me tiene fe, a pesar de que yo ya la perdí.

La cineasta feminista que más me ha gustado se suicidó el año pasado. Es Chantal Akerman. Bellísima. Mi director favorito es Aki Kaurismaki. Mi película favorita es... No sé cuál es. Antes decía que El árbol de la vida de Terrence Malick, pero ya no me acuerdo de su relato. Muy eruocentristra, no me he fijado en Latinoamérica, pero de pronto ya encontraré algún amor aquí.

Las dos primeras películas fueron parte del ciclo "nuevas visiones, estéticas desafiantes" del Cine Club de la Universidad Central. Seré mala. Voy a contarlas. Ya no las podrán ver con la inocencia de lo desconocido. O muy probable solo me las cuento a mi para que en unos años regrese a este escrito y lea lo que alguna vez miré.

Borgman. Alex Van Warmerdam, 113 min (Holanda, 2013). Las primeras escenas muestran a un viejo descuidado en un subterráneo. De repente sale en fuga. Un sacerdote eleva el cuerpo de cristo en una misa. Luego sale y carga una arma larga y corre con dos jóvenes y unos perros. Van a la caza del viejo. Este avisa a otros amigos, que viven en subterráneos en el bosque, que deben escapar. Llega a una casa de una familia rica y logra convencerlos para que le den comida y refugio. Desbarata el equilibrio de esta familia logrando desmoronar al esposo y atraer sexualmente a la esposa. Logra que los niños y niñas hagan parte de su banda criminal, cuando les marca la piel con un símbolo. Quienes entorpecen su camino son plantados en baldes con concreto y llevados al fondo de un lago donde lucen como plantas acuáticas. Esta escena fue la que más me gustó. Es bella una muerte así. Pareces una flor.

Magical girl. Carlos Vermut, 127 min (España, 2014). Una niña esta enferma. Su padre esta desempleado. Es profesor de literatura. Un día conoce por accidente a una chica que lo vomita y lo invita a pasar a su casa. El tiene sexo con ella. Ella solo ve la televisión porque es enferma mental. Toma muchas pastillas para relacionarse con los otros y llevar una vida cotidiana. El profesor chantajea a esta mujer adinerada. Ella no trabaja por su condición psiquiátrica y el esposo la mantiene pero no le da dinero. Ella decide visitar a una amiga para conseguir el dinero con un trabajo sexual rápido. Va a una lujosa mansión y allí conoce a su cliente. Consigue el dinero y lo deja en un libro en una biblioteca pública. El profesor recoge el dinero y compra un lujoso vestido para su hija, con el quiere darle un gusto antes de que se muera. Pero la niña mira el vestido y busca otra cosa y no la encuentra. El padre busca en internet y ve que le falta el cetro, pero este cuesta más de 20 mil euros (algo así, no recuerdo bien la cifra). Vuelve a chantajear a la mujer adinerada. Esta mujer adinerada puso en jake a su profesor cuando tenía 12 años. El profesor fue a la cárcel y no quiere volver a saber de ella. Pero ella solo confía en él y lo llama cuando esta mal. La mujer para conseguir el dinero vuelve hacer otro trabajo sexual, pero su amiga la desaconseja y le dice que lo deje porque es muy peligroso. Ella va y sale maltratada física y psicológicamente. Es recluida en una clínica por su profesor de primaria. Le cuenta quién le hizo esto, echándole la culpa al profesor de literatura. Pero quien le hizo esto no es él sino otro personaje extradiegético. Se alista una venganza. El profesor mata al padre de la niña enferma en un bar. Luego asesina a la niña enferma. Por último el profesor confirma que su peor desgracia fue la interpelación de una niña de doce años en un aula de clase. El profesor le cuenta que ha matado al señor que la chantajeaba pero como para cerrar un círculo no le entrega el celular desde el cual le hacían las llamadas y que contiene la prueba de aquella infidelidad. El profesor se venga de su estudiante y no le entrega el celular. Un coral de película. Cada uno cumple su deseo pero el costo es la muerte.

Paraíso. Andrey Konchalovskiy, 2017 (Rusia, Alemania). Tres personajes. Una mujer de la nobleza rusa, un hombre de la nobleza alemana y un abogado francés de clase media. Estos tres personajes están muertos. Pero como están llegando al paraíso deben contar su historia para saber si pueden entrar. Cada uno se mezcla con el otro. Una historia de la segunda guerra mundial sobre cómo algunos rusos dieron su vida para salvar la vida de niños y niñas judíos. A estas personas les llaman de la resistencia. Es en blanco en negro y no sé porqué me acordé del cine expresionista alemán. Tiene enfoques de luz, que me hicieron recordar las clases con el profesor Hernando Martínez Pardo. El fue mi profesor de análisis cinematográfico en al Universidad Nacional, cuando cursaba la maestría. Puede que este equivocada y esté haciendo una relación donde no la hay. Esta peli la vi dos veces. En un pedazo me dormí.

Neruda. Pablo Larrín. 107 minutos. (Chile, 2016). Las películas de este director, sin duda, son brillantes. Todas de excelente calidad como No, El Club, Post mortem. Es un cineasta crítico y con una posición política en sus filmes, en el cual esta del lado de la izquierda para criticar a la derecha, a los horrores de Pinochet y su dictadura. Esta película cuenta con la actuación de Gael García como detective que persigue a Neruda. Es un triller y tiene mucho de las películas de gánsters o de cine negro americanas. Los planos de sombras en la pared, imágenes de noche con hombres que visten de detectives y en medio de un ambiente sórdido buscan a su presa. Una bella película en la cual se recitan poemas de Neruda: "Puedo escribir los versos más tristes esta noche...". Las imágenes en la nieve son preciosas. Bellos planos generales y largos que nos traen la poesía y la política austral a la memoria para no repetir los errores y horrores del poder absoluto.

La Rosa púrpura de Cairo. Woody Allen, 82 min (Estados Unidos, 1985). Pasa en New York. Una chica trabaja en un restaurante pero va a cine y se distrae contando estas historias. Tiene un esposo que no trabaja. Ella se enamora de uno de los personajes de una película. Este personaje se sale de la pantalla y solo la quiere a ella, pero no puede tener sexo, tiene dinero falso y tiene los códigos de una película. La mujer decide separarse de su esposo. El actor de este personaje la enamora para que deje al personaje y la película pueda seguir siendo vista en los cines. La mujer se queda sin el personaje, sin el actor y sin el marido. Es una película sobre el cine, las fantasías que nos provocan las películas y el desamor. A veces la vida también es una película que pronto termina.

Final Cut: Ladies and Gentlemen. Gyorgy Pálfi, 84 min (Hungría, 2012).Una película hecha con 500 películas. Un collage. Una historia de amor que hace consciente los códigos universales o los símbolos cinematográficos que ha creado en las historias de amor heterosexual de final feliz. Es bellísima. Se reconoce que muchos planos son idénticos. Es una historia de la tradición cinematográfica y de amor.

Kiss of death (El beso mortal). Henry Hathaway, 99 min (Estados Unidos, 1947). Es la historia de un ladrón que ayuda a la policía a coger a un asesino. Es en blanco y negro. El ladrón redime su falta ayudando a la policía pero todo se logra por la capacidad de persuasión del policía. Tiene otra posibilidad en la vida con dos niñas que le llaman al orden y a vivir con una vida que cueste, una vida dura, donde toca trabajar.

Solo el fin del mundo. Xavier Dolán. (Canadá 2016). Con un reparto de lujo: Vincent Cassel, Marion Cotillard, Léa Seydoux y otro y otra. Es una historia sobre cómo contar la muerte a la familia. Pero para la propia familia ya ha muerto el personaje que esta a punto de morir. Una familia que no se puede comunicar. En esta película me reflejo yo. No me hablo con mi hermano Samuel, Oscar y Marinela. Samuel solo le habla a mi mamá y Oscar. Fabián solo me habla a mi. Mi hermana está sola. Mis padres se sienten fracasos porque sus hijas son fracasadas y no reflejan los logros de la sociedad moderna: familia, casa, carro y beca, entre otras, salarios altos.  No hay comunicación. Siempre hay recriminaciones y resentimientos. Cada palabra es una bala que va carcomiendo como el ácido.Ya ni el silencio se soporta. Es demasiado estridente porque el conflicto esta permanente pero parece que no se resuelve. Tiene un plano que es igual al de Titanic, cuando el chico recuerda que una mano se despide en el vidrio de su ventana porque su amor se va, y en el caso del Titanic cuando Rose tiene sexo con Jack y su mano resbala por la ventana del automóvil y se abandona. La música vuelve a ser la protagonista pero no encaja con la narración. 

Arirang. Kim Ki-duk (20011, Corea del Sur). Un documental sobre cómo la tristeza y la depresión se ocupa de uno de los mejores cineasta de oriente. Kim Ki-duk ha ganado muchos premios en Europa, como en Cannes, Oso de Berlín, Venecia. Llora. Es honesta y desnuda su alma y los sentimientos de culpa que lo tienen deprimido por tres años. Hace de esta tristeza un documental maravilloso. Me siento identificada en sentir tristeza y depresión. Arirang es una canción tradicional de Corea del Sur. A veces la vida nos sume o nos sumimos en tristeza por demasiado trabajo, desamor, enfermedad desempleo, accidentes, etc. Esta película en la cual el mismo director es actor, productor, editor, todo. La película que más me ha perturbado de su filmografía es Moebius (2013).

Para finalizar, estoy leyendo Dublinesca de Enrique Vilamatas. Allí se menciona la película Spider de David Cronenberg que ya narré en otra entrada de este blog. Mentira. No la reseñé en este blog. Lo que si reseñé fue Mss. Butterfly (1993) de este mismo director. Spider la vi en internet una tarde que no sabía que hacer y Fabián me dijo, vea esto. Y resultó fascinante.

martes, 25 de abril de 2017

Copa menstrual

Ayer, 24 de abril de 2017, usé la copa menstrual por primera vez. Meterla fue fácil. Hice una "u" y se fue hacia dentro. No podía creer que esa copa del tamaño de una copa de aguardiente se metiera dentro del cuerpo y no se sintiera. Cagué y oriné para probar que estaba bien colocada. Todo perfecto. El palito se había quedado por fuera y lo sentía pero al rato desapareció y me sentí cómoda.

Le conté a MaE que ya me la había colocado. Me advirtió que oprimiera la base de la copa menstrual para romper el vacío. En la noche me la fui a quitar después de unas seis horas de uso. Metí los dedos y no me cabía sino uno. Sentía el palito de la copa se empuja más y no sabía cómo bajarla con un solo dedo. Metí un dedo de la mano derecha, luego de la mano izquierda, probé con los dedos pulgar, índice y anular y nada. Me asusté. Temblé. Pensé en ir a urgencias para que me la quitaran.

Grité: "no puedo sacar la copa" en tono angustiaste. Fabián fue al baño. Me miró entre la puerta y se angustió también. Nada que salía,  la tocaba y se resbalaba con la yema del dedo. Tenía los dedos rojos y las paredes de la vagina irritada. Me dolía la vagina. Fabián no sabía que hacer. Buscó en internet y fue al baño y me dijo que con el dedo índice y pulgar pero no me cabían los dos dedos. Seguía angustiada. Traté de empujarla resbalando con un solo dedo, no me acuerdo cuál, le daba vueltas y vueltas y al final después de media hora salió. Fue una experiencia muy angustiante. Pero a pesar de ello volví y me la coloqué, porqué sino cómo aprendo.

Hoy me levanté como a las siete de la mañana, porque ya habían pasado doce horas la copa menstrual y dice que no se puede más tiempo. Otra vez, la copa no salía. Metí los dos dedos pero el palito de la copa esta pegado hacia la pared anterior y solo tocaba con el dedo más largo y no alcanzaba a coger el palito con los dos dedos. Empujaba con el dedo para quitar el vació e intentar presionarla contra la pared de la vagina para que bajara. Sentía que la copa menstrual se iba como por una cabidad profunda cuando tocaba unos huesos. Sudé. Volví a angustiarme. Intenté en cuclillas y empujando como si fuera a cagar, según unos vídeos que vi sobre cómo retirarla. Pero volvía a esconderse.

Mi reto seguirá poder meter tres dedos y cogerla. Meter el dedo anular, índice y pulgar o sino tendré que pasar entre 20 a 30 minutos lastimando la vagina. Estoy adolorida. Me fui a bañar porque sentí que de pronto me desgarré o lastimé la carnosidad o piel. El agua cayó y me ardió. A pesar de esto, me la volví a colocar o sino cómo aprendo.

Espero que la tercera vez salga por arte de magia pero parece que no es así. Tiene que romperse el vacío o sino no sale y jalarla. Jalar es un decir porque ese palito es pequeño y se resbala demasiado. Vamos a ver qué truco me funciona. Me la dejé casi a fuera con el palito que lo siento para poderla quitar fácil pero con el movimiento ella se mete adentro como si fuera en dirección del recto o ano. Es como un canal horizontal. Pensé que mi vagina era vertical o perpendicular a mi cuerpo pero no. Ya veo que esta atravesada. De razón que me duela el culo y como el coxis.

Esta experiencia ha sido traumática. Debe ser porque no he tenido sexo hace más de siete años. Quien iba a pensar que el sexo ayudaba. Solo me masturbo con un dedo. Y aquí se requieren varios dedos y pericia para coger y tirar.  Pero para otras personas no ha tenido nada de complicación. Pienso que este método puede llevar muchas infecciones a la vagina. Pues estoy como media hora, meta que meta el dedo para poder sacarla.

Hacia el medio día me duele mucho la vagina. Una amiga me recomendó que hiciera vapores de caléndula. Me siento autoviolada. Me violé exageradamente tratando que agarrar la copa con un solo dedo y ella se iba a las profundidades. Y ese palo no se deja agarrar porque es pequeño y se pone liso por el flujo menstrual. He visto muchos vídeos pero nada que la cojo. Me he lastimado demasiado, volveré a las toallas higiénicas una vez me pueda quitar la copa. Ojalá no siga sufriendo. De solo pensar, que me toca otra media hora, hasta que no sé cómo baja, me duele más mi vagina.

I. me ha hecho un video. He visto cuatro más. A todas las personas que conozco no han tenido ningún problema. Qué burra soy. Me he maltratado demasiado. La otra es comprar guantes y pedirle el favor a alguno de mis hermanos que me la quiten. O sino iré a urgencias.

video

jueves, 20 de abril de 2017

Elena Ferrante

Elena Ferrante ha llegado como una bendición. He olvidado la vida: buscar trabajo, comer, dormir, ir al baño, etc. Me la paso leyendo como loca. Es un tesoro. Es una droga. Me he considerado mala lectora, pero una vez que ella te coge no te suelta. Casi que no me agarra. Duró un mes, en la mesa de noche, diciendo ¡agárrame! Y nada que le prestaba atención. Y cuando lo agarré sin esperar tanto de él, me colmó, me alucinó. Ha sido fascinante.

El otro día fui al baño a media noche. Me miré en el espejo. Mis ojos estaban rojos, cansados, irritados pero mi cabeza estaba en la historia. No lo puedo creer. Es genial. No me atrevo a decir una palabra para que se aventuren a leer la saga de Las dos amigas. Son cuatro libros maravillosos. Voy en el tercero y jamás había leído un libro de 500 páginas en dos días. Escribe muy sencillo. Nada que ver con Finnegans de James Joyce. El cual intenté leer pero es demasiado erudito para mi.

Gracias MaE por darme a conocer a esta escritora brillante. Que por cierto lleva tu nombre, aunque es un seudónimo. Y uno de los personajes también. Hoy busco como loca el libro en internet. Lo conseguí. Y de repente abro una nota de Señal Colombia donde El profe, Álvaro González Villamarín, escritor y locutor de La Clase en Radiónica, dijo que el tercer libro, "Las deudas del cuerpo", lo trasnochó.

Hubiera querido ser así de avezada como uno de sus personajes, a pesar de que su vida es una montaña rusa. Incluso me imagino la ciudad y el barrio donde pasa la historia. Como dice el slogan "leer es volar". Ahora lo siento.

sábado, 8 de abril de 2017

Laboratorio de máscara neutra

Estoy feliz. Laura dijo que había comentado con el maestro, Carlos, que ya camino derecha, que he cambiando mucho. Siento que el maestro me tiene la mirada encima y, cada vez más, sus expectativas crecen y espera más de mi, lo cual me asusta un poco por la responsabilidad qué significa.

Quiero continuar y hacer el otro taller. Gracias por esa confianza, por subirme el autoestima, por ayudarme a sanar y curar mis monstruos emocionales. Ha sido fantástico. Le dije al maestro: ¿cuándo es el otro taller? -Si. ¿Vas a continuar? -Si. Colocó su palma en mi espalda. Sentí su felicidad y eso me puso más feliz. Puedo aprender mucho de mi en el estado de máscara neutra consciente, en este estado de trance. Puedo mostrar mis demonios sin censura. Mi cuerpo registrará la sensación y sanaré.

viernes, 7 de abril de 2017

Declaración de amor

Aki Kaurismaki, te amo. Ya quiero ver tu última película, El otro lado de la esperanza. Amo tus personajes prosaicos. Amo la escenografía. Amo lo ridículo de las situaciones extremas. Amo la economía de tus diálogos. Ojalá pasen esta película en Colombia. Gracias por hacer películas tan bellas. Por llenar de humanidad esta podredumbre. Por sonorizar con música los momentos terribles. Y hacer del cine algo sublime.


Como dice Aki, "Solo hay esperanza si las mujeres se alzan y se rebelan. Solo las mujeres. Porque las mujeres son el futuro".


Yogui

MaE me regaló una planta. Esta muy linda. Es una suculenta dentro de una jirafa súper tierna. Espero que suculenta no se muera en este frío. Las condiciones no son las mejores a nivel climático pero llegaste a alegrarnos la vida. Lindo regalo. Muy bello. En medio de mis otras plantas pareces creída y las otras lucen ñeritas en recipientes de plástico, calabazo o totumo. Te ves espléndida y regia, como una modelo desfilando en las mejores pasarelas de la moda.

Bom bum

El sábado, 1 de abril de 2017, estuve en el taller de la máscara neutra. Hice de bom bum. No quería pasar. Renegué y le dije al maestro: "Yo no quiero pasar". Hice un puchero y pasé a regañadientes. Siento una presión y que las expectativas aumentaron porque soy sensible y fácilmente lloro, chillo, soy calor, aire o hago cosas que el "estado de máscara consciente" provoca. Aclaro que no he podido con la tormenta en el mar, el adiós del neutro y el despertar del neutro. Así que el maestro me señala con un dedo y dice, "¿Qué tienes? ¡Hum!... ¡Si! Pasa".

Me pidió que explicara cómo había hecho la observación. Había guardado en la maleta el empaque del bom bum. Lo saqué. Mostré que no mastiqué el chicle. Dije que se destapaba dandole un giro al empaque. Que era redondo, duro y dulce. Que en la lengua se resbalaba en giros o de arriba a bajo.

Empecé a ser bom bum. Me sentí en la boca y en la lengua. Me mecí. Fui un bom bum que provocaba saliva y más saliva. Fue delicioso y chevere. Hice movimientos chistosos porque las compañeras y compañeros se rieron. Luego me pidieron texto, y me salió como una canción dulce. El maestro dijo que eso fue raro. Que nunca había pasado alguien que cantara un texto. Y fue un estado de máscara consciente porque no preparé nada intelectualmente. No me dije voy a ser tal cosa o a mover así, sino que salió así.

Me preguntaron qué si estuve en la lengua de un adulto o de un niño, y la verdad solo me sentí en una boca.

Este texto del bom bum es para ponerle un poco de dulce a este blog que casi siempre suele ser oscuro y lleno de tinieblas. Pero también hay valiosos momentos de la vida que cada día me regalan algo dulce.

Voy a extrañar este taller. A pesar de que ya no quiero pasar al escenario, siento que me faltará los morados, la energía, el movimiento del cuerpo y aprender más de mi a través de mi cuerpo. Gracias Yebra por insistir en que me inscribiera en este taller. Gracias MaE y Alexa por apoyar esta gran inversión.

sábado, 25 de marzo de 2017

Laboratorio de la máscara neutra

Hoy hicimos los ejercicios. Pero dudé con los de pasar de manos y de pies. Dudo y pa ca te que me caigo o hago caer al compañero. Menos mal Pocho es un experto con el manejo del cuerpo.

Después hicimos los elementos y materias que habíamos observado: tierra, ácido nítrico, aire y tela cariñosito. Jualiana y yo hicimos tierra. Luego, ácido nítrico, Alejandro. Leyda y Leo hicieron aire, y Claudia, ácido nítrico y tela cariñosito. Pero antes, Leo hizo "El viaje". Es un ejercicio de 20 pasos. Sus manos fueron hermosas cuando tocó el árbol. Tuvo unos gestos suaves y delicados. Alejandro se veía como un ácido que se comía o exterminaba el cobre. Es impresionante el estado de máscara neutra. Se logran y se ven cosas increíbles.  Se vio el ácido en la botella y cómo las burbujas espumantes creaban otra materia.

Hice tierra. Fue muy doloroso. Me sentí acabada. Fulminada. Se hace pedazos el alma. Al comienzo la sensación de estar enterrado es horrible. Quedas sin aire. Luego se funde con la tierra.  Tiembla la tierra.

Empecé a moverme como el cuerpo iba diciendo. Me arrastré, me encaramaba asimisma. El maestro dijo "stop". Me quitaron la máscara rápido y empezó todo. Inmediatamente pidió texto. Me equivoqué y dudé con el texto. Corté el texto y algunas líneas se me saltaron por más que repetí ese texto toda la semana. Pero la sensación era tan fuerte que al final de la primera pasada de texto me desboroné como una montaña que se derrumba. Luego pasé el texto como tres veces y el maestro me seguía pidiendo texto y la sensación iba en crescendo. Después el texto fluyó solo. Mi compañera, Juliana, era una tierra que casi no sentía pero cuando nos pidieron que nos juntáramos para caminar nos apoyamos (fuerza de la sensación). Se me salieron los mocos y las lágrimas rodaban sin parar tal y como dice el texto: "....un abismo para lanzarme allí y morir consumida por las lágrimas....". Es un texto de una madre que fue reina y pierde todo, sus hijos, hijas, hasta su dignidad y queda muerta en vida. ¡Es terrible! Fueron más de 15 minutos de dolor absurdo. Casi no me pasa el dolor del pecho. Según los compañeros sintieron una maternidad desgarrada, vuelta mierda, ya ni los dioses la escuchan. Es Hécuba, de Las Troyanas de Eurípides.

El texto es... pero advierto, una cosa es leerlo y otra, sentirlo al ser tierra. Así que aquí va:

Hécuba:  En tierra debo yacer, víctima de estos males. ¡Oh, dioses!; bien sé que no me favorecen, pero debemos no obstante, invocarlos cuando la adversidad se ensaña con alguno de los nuestros. Agrádame recordar de los bienes que he disfrutado, y así será mejor la lástima que exciten mis males presentes. Fui reina y me casé en real palacio, y en él di a luz nobilísimos hijos que sucumbieron al empuje de la lanza griega, y yo los vi muertos y corté sus cabellos para depositarlos en sus tumbas. Las vírgenes fueron para el deleite de mis enemigos, las arrancaron de mis brazos y no abrigo la más remota esperanza de volver a verlas. Y el último, mi mal más grave, es que vaya yo a Grecia, esclava y anciana, sufriendo intolerables trabajos. ¿Para qué ponerme de pie? ¿Cuál es mi esperanza? Guíen mis pasos hacia un precipito para lanzarme en él y morir allí consumida por las lágrimas. No crean nunca que los opulentos son dichosos hasta no llegar su última hora.

No soy madre, pero en este texto, me atrevo a decir, sentí un dolor horrible cuando pierdes a alguien que pariste. Y lo pierdes de la peor manera: asesinado y violado. Y tu quedas ultrajada. Hecha pedazos es poquito. Creo que quedas enterrada, hecha tierra.