Buscar este blog

miércoles, 26 de abril de 2017

Cine

He visto varias películas en el Cine Club de la Universidad Central, la Cinemateca Distrital y El Embajador. Las he visto con Fabian, Caro y sola.  Me gusta ir a cine sola. Es como un rito cinéfilo. Así empecé a ver cine en la Biblioteca Virgilio Barco, los viernes a las 5pm, hace más de 10 años. Pero casi siempre Fabian me dice que vayamos, los sábados o los domingos.

También veo películas en internet en youtube, plataformas gratis como retinalatina, festivalscope, y el frenchfilmfestival. A veces reviso la plataforma mubi.com pero no veo películas allí porque hay que pagar afiliación. Es de cine independiente y cine clásico.

Reviso la crítica cinematográfica de Pedro Adrián Zuluaga en su blog lapajareradelmedio, y en Facebook sigo a varios directores de cine colombiano como Juan Soto y Franco Loli. No sigo a mujeres cineastas. Todavía no las he encontrado.

Sigo a la investigadora Juana Suárez, voy a sus eventos y leo lo que escribe sobre cine latinoamericano y colombiano. Por cierto, escribió un artículo maravilloso sobre la investigación en cine en Colombia. Muy buena. A parte de esto, todavía me tiene fe, a pesar de que yo ya la perdí.

La cineasta feminista que más me ha gustado se suicidó el año pasado. Es Chantal Akerman. Bellísima. Mi director favorito es Aki Kaurismaki. Mi película favorita es... No sé cuál es. Antes decía que El árbol de la vida de Terrence Malick, pero ya no me acuerdo de su relato. Muy eruocentristra, no me he fijado en Latinoamérica, pero de pronto ya encontraré algún amor aquí.

Las dos primeras películas fueron parte del ciclo "nuevas visiones, estéticas desafiantes" del Cine Club de la Universidad Central. Seré mala. Voy a contarlas. Ya no las podrán ver con la inocencia de lo desconocido. O muy probable solo me las cuento a mi para que en unos años regrese a este escrito y lea lo que alguna vez miré.

Borgman. Alex Van Warmerdam, 113 min (Holanda, 2013). Las primeras escenas muestran a un viejo descuidado en un subterráneo. De repente sale en fuga. Un sacerdote eleva el cuerpo de cristo en una misa. Luego sale y carga una arma larga y corre con dos jóvenes y unos perros. Van a la caza del viejo. Este avisa a otros amigos, que viven en subterráneos en el bosque, que deben escapar. Llega a una casa de una familia rica y logra convencerlos para que le den comida y refugio. Desbarata el equilibrio de esta familia logrando desmoronar al esposo y atraer sexualmente a la esposa. Logra que los niños y niñas hagan parte de su banda criminal, cuando les marca la piel con un símbolo. Quienes entorpecen su camino son plantados en baldes con concreto y llevados al fondo de un lago donde lucen como plantas acuáticas. Esta escena fue la que más me gustó. Es bella una muerte así. Pareces una flor.

Magical girl. Carlos Vermut, 127 min (España, 2014). Una niña esta enferma. Su padre esta desempleado. Es profesor de literatura. Un día conoce por accidente a una chica que lo vomita y lo invita a pasar a su casa. El tiene sexo con ella. Ella solo ve la televisión porque es enferma mental. Toma muchas pastillas para relacionarse con los otros y llevar una vida cotidiana. El profesor chantajea a esta mujer adinerada. Ella no trabaja por su condición psiquiátrica y el esposo la mantiene pero no le da dinero. Ella decide visitar a una amiga para conseguir el dinero con un trabajo sexual rápido. Va a una lujosa mansión y allí conoce a su cliente. Consigue el dinero y lo deja en un libro en una biblioteca pública. El profesor recoge el dinero y compra un lujoso vestido para su hija, con el quiere darle un gusto antes de que se muera. Pero la niña mira el vestido y busca otra cosa y no la encuentra. El padre busca en internet y ve que le falta el cetro, pero este cuesta más de 20 mil euros (algo así, no recuerdo bien la cifra). Vuelve a chantajear a la mujer adinerada. Esta mujer adinerada puso en jake a su profesor cuando tenía 12 años. El profesor fue a la cárcel y no quiere volver a saber de ella. Pero ella solo confía en él y lo llama cuando esta mal. La mujer para conseguir el dinero vuelve hacer otro trabajo sexual, pero su amiga la desaconseja y le dice que lo deje porque es muy peligroso. Ella va y sale maltratada física y psicológicamente. Es recluida en una clínica por su profesor de primaria. Le cuenta quién le hizo esto, echándole la culpa al profesor de literatura. Pero quien le hizo esto no es él sino otro personaje extradiegético. Se alista una venganza. El profesor mata al padre de la niña enferma en un bar. Luego asesina a la niña enferma. Por último el profesor confirma que su peor desgracia fue la interpelación de una niña de doce años en un aula de clase. El profesor le cuenta que ha matado al señor que la chantajeaba pero como para cerrar un círculo no le entrega el celular desde el cual le hacían las llamadas y que contiene la prueba de aquella infidelidad. El profesor se venga de su estudiante y no le entrega el celular. Un coral de película. Cada uno cumple su deseo pero el costo es la muerte.

Paraíso. Andrey Konchalovskiy, 2017 (Rusia, Alemania). Tres personajes. Una mujer de la nobleza rusa, un hombre de la nobleza alemana y un abogado francés de clase media. Estos tres personajes están muertos. Pero como están llegando al paraíso deben contar su historia para saber si pueden entrar. Cada uno se mezcla con el otro. Una historia de la segunda guerra mundial sobre cómo algunos rusos dieron su vida para salvar la vida de niños y niñas judíos. A estas personas les llaman de la resistencia. Es en blanco en negro y no sé porqué me acordé del cine expresionista alemán. Tiene enfoques de luz, que me hicieron recordar las clases con el profesor Hernando Martínez Pardo. El fue mi profesor de análisis cinematográfico en al Universidad Nacional, cuando cursaba la maestría. Puede que este equivocada y esté haciendo una relación donde no la hay. Esta peli la vi dos veces. En un pedazo me dormí.

Neruda. Pablo Larrín. 107 minutos. (Chile, 2016). Las películas de este director, sin duda, son brillantes. Todas de excelente calidad como No, El Club, Post mortem. Es un cineasta crítico y con una posición política en sus filmes, en el cual esta del lado de la izquierda para criticar a la derecha, a los horrores de Pinochet y su dictadura. Esta película cuenta con la actuación de Gael García como detective que persigue a Neruda. Es un triller y tiene mucho de las películas de gánsters o de cine negro americanas. Los planos de sombras en la pared, imágenes de noche con hombres que visten de detectives y en medio de un ambiente sórdido buscan a su presa. Una bella película en la cual se recitan poemas de Neruda: "Puedo escribir los versos más tristes esta noche...". Las imágenes en la nieve son preciosas. Bellos planos generales y largos que nos traen la poesía y la política austral a la memoria para no repetir los errores y horrores del poder absoluto.

La Rosa púrpura de Cairo. Woody Allen, 82 min (Estados Unidos, 1985). Pasa en New York. Una chica trabaja en un restaurante pero va a cine y se distrae contando estas historias. Tiene un esposo que no trabaja. Ella se enamora de uno de los personajes de una película. Este personaje se sale de la pantalla y solo la quiere a ella, pero no puede tener sexo, tiene dinero falso y tiene los códigos de una película. La mujer decide separarse de su esposo. El actor de este personaje la enamora para que deje al personaje y la película pueda seguir siendo vista en los cines. La mujer se queda sin el personaje, sin el actor y sin el marido. Es una película sobre el cine, las fantasías que nos provocan las películas y el desamor. A veces la vida también es una película que pronto termina.

Final Cut: Ladies and Gentlemen. Gyorgy Pálfi, 84 min (Hungría, 2012).Una película hecha con 500 películas. Un collage. Una historia de amor que hace consciente los códigos universales o los símbolos cinematográficos que ha creado en las historias de amor heterosexual de final feliz. Es bellísima. Se reconoce que muchos planos son idénticos. Es una historia de la tradición cinematográfica y de amor.

Kiss of death (El beso mortal). Henry Hathaway, 99 min (Estados Unidos, 1947). Es la historia de un ladrón que ayuda a la policía a coger a un asesino. Es en blanco y negro. El ladrón redime su falta ayudando a la policía pero todo se logra por la capacidad de persuasión del policía. Tiene otra posibilidad en la vida con dos niñas que le llaman al orden y a vivir con una vida que cueste, una vida dura, donde toca trabajar.

Solo el fin del mundo. Xavier Dolán. (Canadá 2016). Con un reparto de lujo: Vincent Cassel, Marion Cotillard, Léa Seydoux y otro y otra. Es una historia sobre cómo contar la muerte a la familia. Pero para la propia familia ya ha muerto el personaje que esta a punto de morir. Una familia que no se puede comunicar. En esta película me reflejo yo. No me hablo con mi hermano Samuel, Oscar y Marinela. Samuel solo le habla a mi mamá y Oscar. Fabián solo me habla a mi. Mi hermana está sola. Mis padres se sienten fracasos porque sus hijas son fracasadas y no reflejan los logros de la sociedad moderna: familia, casa, carro y beca, entre otras, salarios altos.  No hay comunicación. Siempre hay recriminaciones y resentimientos. Cada palabra es una bala que va carcomiendo como el ácido.Ya ni el silencio se soporta. Es demasiado estridente porque el conflicto esta permanente pero parece que no se resuelve. Tiene un plano que es igual al de Titanic, cuando el chico recuerda que una mano se despide en el vidrio de su ventana porque su amor se va, y en el caso del Titanic cuando Rose tiene sexo con Jack y su mano resbala por la ventana del automóvil y se abandona. La música vuelve a ser la protagonista pero no encaja con la narración. 

Arirang. Kim Ki-duk (20011, Corea del Sur). Un documental sobre cómo la tristeza y la depresión se ocupa de uno de los mejores cineasta de oriente. Kim Ki-duk ha ganado muchos premios en Europa, como en Cannes, Oso de Berlín, Venecia. Llora. Es honesta y desnuda su alma y los sentimientos de culpa que lo tienen deprimido por tres años. Hace de esta tristeza un documental maravilloso. Me siento identificada en sentir tristeza y depresión. Arirang es una canción tradicional de Corea del Sur. A veces la vida nos sume o nos sumimos en tristeza por demasiado trabajo, desamor, enfermedad desempleo, accidentes, etc. Esta película en la cual el mismo director es actor, productor, editor, todo. La película que más me ha perturbado de su filmografía es Moebius (2013).

Para finalizar, estoy leyendo Dublinesca de Enrique Vilamatas. Allí se menciona la película Spider de David Cronenberg que ya narré en otra entrada de este blog. Mentira. No la reseñé en este blog. Lo que si reseñé fue Mss. Butterfly (1993) de este mismo director. Spider la vi en internet una tarde que no sabía que hacer y Fabián me dijo, vea esto. Y resultó fascinante.

martes, 25 de abril de 2017

Copa menstrual

Ayer, 24 de abril de 2017, usé la copa menstrual por primera vez. Meterla fue fácil. Hice una "u" y se fue hacia dentro. No podía creer que esa copa del tamaño de una copa de aguardiente se metiera dentro del cuerpo y no se sintiera. Cagué y oriné para probar que estaba bien colocada. Todo perfecto. El palito se había quedado por fuera y lo sentía pero al rato desapareció y me sentí cómoda.

Le conté a MaE que ya me la había colocado. Me advirtió que oprimiera la base de la copa menstrual para romper el vacío. En la noche me la fui a quitar después de unas seis horas de uso. Metí los dedos y no me cabía sino uno. Sentía el palito de la copa se empuja más y no sabía cómo bajarla con un solo dedo. Metí un dedo de la mano derecha, luego de la mano izquierda, probé con los dedos pulgar, índice y anular y nada. Me asusté. Temblé. Pensé en ir a urgencias para que me la quitaran.

Grité: "no puedo sacar la copa" en tono angustiaste. Fabián fue al baño. Me miró entre la puerta y se angustió también. Nada que salía,  la tocaba y se resbalaba con la yema del dedo. Tenía los dedos rojos y las paredes de la vagina irritada. Me dolía la vagina. Fabián no sabía que hacer. Buscó en internet y fue al baño y me dijo que con el dedo índice y pulgar pero no me cabían los dos dedos. Seguía angustiada. Traté de empujarla resbalando con un solo dedo, no me acuerdo cuál, le daba vueltas y vueltas y al final después de media hora salió. Fue una experiencia muy angustiante. Pero a pesar de ello volví y me la coloqué, porqué sino cómo aprendo.

Hoy me levanté como a las siete de la mañana, porque ya habían pasado doce horas la copa menstrual y dice que no se puede más tiempo. Otra vez, la copa no salía. Metí los dos dedos pero el palito de la copa esta pegado hacia la pared anterior y solo tocaba con el dedo más largo y no alcanzaba a coger el palito con los dos dedos. Empujaba con el dedo para quitar el vació e intentar presionarla contra la pared de la vagina para que bajara. Sentía que la copa menstrual se iba como por una cabidad profunda cuando tocaba unos huesos. Sudé. Volví a angustiarme. Intenté en cuclillas y empujando como si fuera a cagar, según unos vídeos que vi sobre cómo retirarla. Pero volvía a esconderse.

Mi reto seguirá poder meter tres dedos y cogerla. Meter el dedo anular, índice y pulgar o sino tendré que pasar entre 20 a 30 minutos lastimando la vagina. Estoy adolorida. Me fui a bañar porque sentí que de pronto me desgarré o lastimé la carnosidad o piel. El agua cayó y me ardió. A pesar de esto, me la volví a colocar o sino cómo aprendo.

Espero que la tercera vez salga por arte de magia pero parece que no es así. Tiene que romperse el vacío o sino no sale y jalarla. Jalar es un decir porque ese palito es pequeño y se resbala demasiado. Vamos a ver qué truco me funciona. Me la dejé casi a fuera con el palito que lo siento para poderla quitar fácil pero con el movimiento ella se mete adentro como si fuera en dirección del recto o ano. Es como un canal horizontal. Pensé que mi vagina era vertical o perpendicular a mi cuerpo pero no. Ya veo que esta atravesada. De razón que me duela el culo y como el coxis.

Esta experiencia ha sido traumática. Debe ser porque no he tenido sexo hace más de siete años. Quien iba a pensar que el sexo ayudaba. Solo me masturbo con un dedo. Y aquí se requieren varios dedos y pericia para coger y tirar.  Pero para otras personas no ha tenido nada de complicación. Pienso que este método puede llevar muchas infecciones a la vagina. Pues estoy como media hora, meta que meta el dedo para poder sacarla.

Hacia el medio día me duele mucho la vagina. Una amiga me recomendó que hiciera vapores de caléndula. Me siento autoviolada. Me violé exageradamente tratando que agarrar la copa con un solo dedo y ella se iba a las profundidades. Y ese palo no se deja agarrar porque es pequeño y se pone liso por el flujo menstrual. He visto muchos vídeos pero nada que la cojo. Me he lastimado demasiado, volveré a las toallas higiénicas una vez me pueda quitar la copa. Ojalá no siga sufriendo. De solo pensar, que me toca otra media hora, hasta que no sé cómo baja, me duele más mi vagina.

I. me ha hecho un video. He visto cuatro más. A todas las personas que conozco no han tenido ningún problema. Qué burra soy. Me he maltratado demasiado. La otra es comprar guantes y pedirle el favor a alguno de mis hermanos que me la quiten. O sino iré a urgencias.

video

jueves, 20 de abril de 2017

Elena Ferrante

Elena Ferrante ha llegado como una bendición. He olvidado la vida: buscar trabajo, comer, dormir, ir al baño, etc. Me la paso leyendo como loca. Es un tesoro. Es una droga. Me he considerado mala lectora, pero una vez que ella te coge no te suelta. Casi que no me agarra. Duró un mes, en la mesa de noche, diciendo ¡agárrame! Y nada que le prestaba atención. Y cuando lo agarré sin esperar tanto de él, me colmó, me alucinó. Ha sido fascinante.

El otro día fui al baño a media noche. Me miré en el espejo. Mis ojos estaban rojos, cansados, irritados pero mi cabeza estaba en la historia. No lo puedo creer. Es genial. No me atrevo a decir una palabra para que se aventuren a leer la saga de Las dos amigas. Son cuatro libros maravillosos. Voy en el tercero y jamás había leído un libro de 500 páginas en dos días. Escribe muy sencillo. Nada que ver con Finnegans de James Joyce. El cual intenté leer pero es demasiado erudito para mi.

Gracias MaE por darme a conocer a esta escritora brillante. Que por cierto lleva tu nombre, aunque es un seudónimo. Y uno de los personajes también. Hoy busco como loca el libro en internet. Lo conseguí. Y de repente abro una nota de Señal Colombia donde El profe, Álvaro González Villamarín, escritor y locutor de La Clase en Radiónica, dijo que el tercer libro, "Las deudas del cuerpo", lo trasnochó.

Hubiera querido ser así de avezada como uno de sus personajes, a pesar de que su vida es una montaña rusa. Incluso me imagino la ciudad y el barrio donde pasa la historia. Como dice el slogan "leer es volar". Ahora lo siento.

sábado, 8 de abril de 2017

Laboratorio de máscara neutra

Estoy feliz. Laura dijo que había comentado con el maestro, Carlos, que ya camino derecha, que he cambiando mucho. Siento que el maestro me tiene la mirada encima y, cada vez más, sus expectativas crecen y espera más de mi, lo cual me asusta un poco por la responsabilidad qué significa.

Quiero continuar y hacer el otro taller. Gracias por esa confianza, por subirme el autoestima, por ayudarme a sanar y curar mis monstruos emocionales. Ha sido fantástico. Le dije al maestro: ¿cuándo es el otro taller? -Si. ¿Vas a continuar? -Si. Colocó su palma en mi espalda. Sentí su felicidad y eso me puso más feliz. Puedo aprender mucho de mi en el estado de máscara neutra consciente, en este estado de trance. Puedo mostrar mis demonios sin censura. Mi cuerpo registrará la sensación y sanaré.

viernes, 7 de abril de 2017

Declaración de amor

Aki Kaurismaki, te amo. Ya quiero ver tu última película, El otro lado de la esperanza. Amo tus personajes prosaicos. Amo la escenografía. Amo lo ridículo de las situaciones extremas. Amo la economía de tus diálogos. Ojalá pasen esta película en Colombia. Gracias por hacer películas tan bellas. Por llenar de humanidad esta podredumbre. Por sonorizar con música los momentos terribles. Y hacer del cine algo sublime.


Como dice Aki, "Solo hay esperanza si las mujeres se alzan y se rebelan. Solo las mujeres. Porque las mujeres son el futuro".


Yogui

MaE me regaló una planta. Esta muy linda. Es una suculenta dentro de una jirafa súper tierna. Espero que suculenta no se muera en este frío. Las condiciones no son las mejores a nivel climático pero llegaste a alegrarnos la vida. Lindo regalo. Muy bello. En medio de mis otras plantas pareces creída y las otras lucen ñeritas en recipientes de plástico, calabazo o totumo. Te ves espléndida y regia, como una modelo desfilando en las mejores pasarelas de la moda.

Bom bum

El sábado, 1 de abril de 2017, estuve en el taller de la máscara neutra. Hice de bom bum. No quería pasar. Renegué y le dije al maestro: "Yo no quiero pasar". Hice un puchero y pasé a regañadientes. Siento una presión y que las expectativas aumentaron porque soy sensible y fácilmente lloro, chillo, soy calor, aire o hago cosas que el "estado de máscara consciente" provoca. Aclaro que no he podido con la tormenta en el mar, el adiós del neutro y el despertar del neutro. Así que el maestro me señala con un dedo y dice, "¿Qué tienes? ¡Hum!... ¡Si! Pasa".

Me pidió que explicara cómo había hecho la observación. Había guardado en la maleta el empaque del bom bum. Lo saqué. Mostré que no mastiqué el chicle. Dije que se destapaba dandole un giro al empaque. Que era redondo, duro y dulce. Que en la lengua se resbalaba en giros o de arriba a bajo.

Empecé a ser bom bum. Me sentí en la boca y en la lengua. Me mecí. Fui un bom bum que provocaba saliva y más saliva. Fue delicioso y chevere. Hice movimientos chistosos porque las compañeras y compañeros se rieron. Luego me pidieron texto, y me salió como una canción dulce. El maestro dijo que eso fue raro. Que nunca había pasado alguien que cantara un texto. Y fue un estado de máscara consciente porque no preparé nada intelectualmente. No me dije voy a ser tal cosa o a mover así, sino que salió así.

Me preguntaron qué si estuve en la lengua de un adulto o de un niño, y la verdad solo me sentí en una boca.

Este texto del bom bum es para ponerle un poco de dulce a este blog que casi siempre suele ser oscuro y lleno de tinieblas. Pero también hay valiosos momentos de la vida que cada día me regalan algo dulce.

Voy a extrañar este taller. A pesar de que ya no quiero pasar al escenario, siento que me faltará los morados, la energía, el movimiento del cuerpo y aprender más de mi a través de mi cuerpo. Gracias Yebra por insistir en que me inscribiera en este taller. Gracias MaE y Alexa por apoyar esta gran inversión.